Dass suma empleados y planea duplicar la producción de zapatillas para agosto

Fuente: Primera Edición ~ Esta semana se suman entre 15 y 20 operarios, priorizando a los que estuvieron y fueron despedidos. Hay planes de pasar de 7.000 a 16 mil pares diarios, lo cual significará la incorporación de más mano de obra.

La planta fabricante de zapatillas Dass de Eldorado incorporó esta semana entre 15 y 20 nuevos operarios y tiene planes de duplicar la producción actual para el mes de agosto, con lo cual, indefectiblemente deberá continuar sumando trabajadores.

La situación genera expectativas entre los que alguna vez fueron empleados y terminaron despedidos ya que, según anticiparon desde la empresa, se priorizará a los que ya tienen experiencia y conocimiento del funcionamiento empresarial.

Alguna vez, en los mejores años, la empresa llegó a tener 1.500 trabajadores. Actualmente se contabilizan 340, con lo cual hay más de 1.100 ex trabajadores que hoy no tienen lugar.

El impacto económico de la empresa para la ciudad de Eldorado es muy importante ya que, cuando eran 600 empleados se inyectaba en sueldos una suma cercana a los 20 millones de pesos mensuales.

Gustavo Melgarejo, delegado del gremio UTICRA en Dass indicó este lunes a FM 89.3 Santa María de las Misiones que “se están incorporando entre 15 y 20 trabajadores, son ex compañeros que habían perdido su trabajo y desde jueves y viernes de la semana pasada están haciendo capacitaciones”.

“Por acuerdo entre el gremio y la empresa, la prioridad es para los trabajadores que perdieron su empleo, los ex compañeros”, dijo.

Melgarejo contó que todos los que quieren retornar a la planta deben presentar su currículo y a partir de ahí “cada supervisor y responsable va mirando a quién llama. No sabría decir si llaman al que dejó primero o último” pero reconoció que “son trabajadores preparados y capacitados, tal vez le faltan actualizaciones, pero a la hora de producir son compañeros muy preparados”.

También reconoció que algunos no quieren volver: “Hablé con compañeros que crucé afuera y me dicen que están trabajando en otra parte o tienen un emprendimiento y me dicen “no vuelvo, capaz en otro momento”. Entonces depende de cada uno de los compañeros que quiera volver, llevar su currículo y estar al tanto”.

Duplicar la producción

El delegado explicó que “por palabras del gerente de Producción, tenemos que llegar a producir de 14 a 16 mil pares de zapatillas en agosto. Hoy estamos fabricando 7 mil pares. Se estaría duplicando la producción y eso implica más mano de obra”.

Esto se da porque la empresa está gestionado un nuevo contrato con la marca Nike: “Es para volver a ensamblar Nike y mantener las actuales marcas: Asics Under Armour, Fila”, expresó.

La planta tiene planes de incrementar su actividad desde hace tiempo pero, de acuerdo al entrevistado, la compra de materiales se demoró por la pandemia en Brasil. “La materia prima ya no viene de Asia sino de Brasil y se impedía el ingreso”, añadió.

El dirigente opinó que “como trabajadores soñamos que se pueda producir todo acá, sin traer nada de afuera, pero es una decisión de la patronal que a nosotros no nos toca tomar”.

Y recordó que “hubo momentos donde el par de zapatillas era 100% fabricados acá en Dass. Esperemos que se apueste a eso y podamos volver a crecer como antes”.

Por último, dijo el delegado que los salarios se están pagando en tiempo y forma, no hay inconvenientes ni retrasos y que este mes se encuentran a la expectativa para recibir un incremento.

“La dirigencia nacional del gremio con la empresa acordó un 15% por encima de la paritaria nacional. Eso todavía se estaría pagando, esta semana estamos esperando los recibos para ver cómo se terminó de pagar”, culminó Melgarejo.

La comodidad es tendencia: la moda se adapta a la nueva normalidad

Fuente: Infobae ~ La moda tiene esa magia que le permite ir cambiando de estilos o colores con el transcurso de los años. Reinventarse, volver con más pasión una y otra vez. Luego de casi un año de estar cada uno en su casa por la pandemia del COVID-19, las personas debieron adaptarse, redescubrirse y con la moda se vivió algo similar. Hoy los básicos son más descontracturados y está comprobado que se puede estar arreglada sin perder la esencia. Por eso, la nueva colección de Ricky Sarkany muestra looks distendidos que pueden acompañar a cualquier mujer durante todo el día y en diversas ocasiones.

Así, con este paradigma, se lanzó la campaña realizada íntegramente en espacios abiertos, rodeados de naturaleza que invitan a la calma. El mar fue el gran protagonista y resaltó la belleza de la actriz e influencer, Stefi Roitman; la elegida para este nuevo ciclo. El resultado: un nuevo renacer con toda la energía y el poder que brinda la playa.

Para la locación se utilizó una casa flotante construida en 1920, que se encuentra en el mar de Miami, a una hora de Key Biscayne. La idea fue buscar la calma luego de un año de encierro en el que cada uno, desde su lugar, intentó una conexión interna para salir de nuevo a la vida. Es un lugar ideal para rearmarse y cargar baterías con el fin de volver con toda la fuerza.

Con esta nueva campaña de Sarkany me sentí identificada desde el primer momento. Ya con el nombre, “Reset” y con el mensaje que se quería transmitir, me sumé a eso sin pensarlo, con todas las ganas. Ricky y su equipo me hablaban de un reiniciar y es algo que me toca muy de cerca porque en muchos aspectos esta pandemia significó un comenzar de nuevo, un reajustar, un reinventarse para la mayoría de la sociedad. Fue un año muy difícil, donde pasamos meses de ansiedad, de tristeza, de soledad pero en donde también pudimos sacar a la luz diferentes herramientas y ser más creativos; ir hacia la introspección, para ser mejores. Me siento muy identificada con esta campaña con todo el mensaje que transmite de libertad, de reiniciar, de salir adelante a pesar de todo y encontrar siempre el lado positivo de la vida”, comentó Stefi Roitman.

Para la campaña se realizó una producción en Winwood que se combinó con fotografías del atardecer en la playa, a orillas del mar. Diferentes looks para lucir a toda hora y siempre estar arregladas. Lo que se buscó es la comodidad del look y lo natural del escenario. La necesidad de soltar amarras y dejarse llevar por lo que brinda la naturaleza.

Se buscó la comodidad del look y lo natural del escenario (Crédito: Prensa Sarkany)

Se buscó la comodidad del look y lo natural del escenario (Crédito: Prensa Sarkany)

De esta manera, Sarkany presentó su colección Winter ´21 – Reset en la que se observa la evolución en los diseños de sneakers. Siempre con la mirada puesta en la sustentabilidad, la marca presenta zapatillas confeccionadas con la innovación del material de piña, compuesto por fibras de hojas de plantas del ananá natural y jersey 100% biodegradable con hilado reciclado, teñido con pigmentos naturales sin químicos; lavado con aceite de cáscara de naranja , bases de eva reciclable y cordones 100% de algodón.

Por otro lado, se pueden ver líneas diferentes como las Chelsea Boots, borcegos militares, bucaneras medias en microfibra elastizada eco-friendly y botas texanas. Este estilo de calzados están pensados para acompañar outfits deportivos y le agregan ese condimento que logra completar los looks con la firme intención de estar arregladas, sin resignar comodidad.

“La moda que se viene me fascina. ¡Es una bomba! Zapatillas, botas, borcegos, súper cool, canchero, cómodo, pero sin descuidar la parte sexy. Es de mis temporadas favoritas y me da felicidad y emoción verla de cerca. La ropa también se viene con todo. Amo la moda porque me divierto y juego con ella, y lo que se viene me da todo el lugar para hacerlo”, cuenta Roitman.

Looks con la intención de estar arregladas, sin resignar comodidad (Crédito: Prensa Sarkany)

Looks con la intención de estar arregladas, sin resignar comodidad (Crédito: Prensa Sarkany)

La marca comentó que está por lanzar una colección totalmente innovadora que consiste en una cápsula con toda la indumentaria utilizada en esta campaña por Stefi Roitman. Esas prendas pensadas para las mujeres libres que mezclan brillos con zapatillas o borcegos acompañados por ropa deportiva.

Stefi aseguró que Sarkany será parte de su casamiento (se casará en los próximos meses con el cantante Ricky Montaner, con quien convive desde hace un año). “Siempre estuvo en los momentos importantes de mi vida. Y esta no va a ser la excepción”, concluyó.

Estar a la moda sólo dependerá de la libre elección porque la comodidad de disfrutar de un outfit determinado poco tendrá que ver con prendas y calzados. Esa mezcla que dan los joggers junto con unos tacos. Una combinación de zapatillas y los clásicos blazers. Lo que viene es gozar de la libertad y para eso no hay límites ni barreras que puedan impedirlo.

Conocida marca de ropa y calzado deportivo se va de la Argentina

Fuente: Infobae ~ La marca estadounidense de indumentaria deportiva Under Armour se suma a la lista de empresas que dejaron en el último tiempo su negocio en la Argentina. La empresa cuenta con un local propio en el shopping Unicenter —el único con su marca en el país— y habría comenzado a buscar un distribuidor para continuar con su presencia en el mercado local, según publicó el diario El Cronista Comercial.

Consultados por Infobae, desde la empresa no hicieron comentarios oficiales sobre una posible salida de la Argentina. Pero trascendió que los equipos de fútbol de los clubes Rosario Central y Estudiantes, que tenían contrato de auspicio con la marca hasta el 31 de diciembre de este año, ya estarían buscando un nuevo sponsor para sus camisetas.

Under Armour comenzó a operar en el mercado local en forma directa en 2017. Y dos años después, abrió su primer local con su marca en el shopping Unicenter, de Martínez. A pesar de que tenían un plan de expansión que contemplaba hasta 20 sucursales, nunca pudieron concretar la apertura de otros locales en otras ciudades del país como Córdoba, Rosario, Mendoza y Tucumán.

Una de las empresas proveedoras de Under Armour en la Argentina es Derwil, que es una de las mayores fabricantes y exportadoras de prendas textiles terminadas. También ensamblaban parte de su calzado deportivo en la planta de la empresa Dass, en la provincia de Misiones.

Fuentes del sindicato del calzado destacaron que la empresa retomó hace una semana el ensamblado en Dass porque hasta ese momento no contaban con los materiales. Actualmente están produciendo unos 700 pares diarios, según detallaron.

Under Armour nació en 1996 en Maryland creada por Kevin Plank, ex jugador de fútbol americano. Fue una de las pioneras en prendas de alto rendimiento para el entrenamiento funcional con prendas diseñadas con un ajuste y un sistema de transpiración para mantener el cuerpo en condiciones óptimas durante toda la actividad deportiva.

La marca fabrica indumentaria, calzado y accesorios para las categorías training, running, fútbol, golf, fútbol americano, baseball y basketball. Algunos de sus embajadores destacados de Under Armour a nivel mundial: Michael Phelps, Stephen Curry, y Tom Brady, entre otros.

En la Argentina, además de su local propio en Unicenter —que permanece cerrado por las restricciones para los shoppings— comercializa sus productos en la tienda oficial en Mercado Libre, y en las principales cadenas deportivas como Dexter, Stock Center, Moov, Sólo Deportes, Sportline, Dash, Mateu, Sport 78, Team Sport, Newsport, Sporting, Showsport y Mark.

La empresa su suma al caso de Nike, que el año pasado anunció un cambio de su modelo de negocio en Brasil, Argentina, Chile y Uruguay. Continuará vendiendo los productos en esos mercados por medio de un licenciatario, el Grupo Axo que se quedará con las operaciones de Nike en Argentina, Chile y Uruguay. En Brasil, la operación fue transferida al Grupo SBF.

Moda: emprendedores que salieron adelante a través del e-commerce

Fuente: La Nación ~Aunque la tecnología lo hizo todo para digitalizar el comercio y borrar las barreras a la hora de adquirir o colocar productos en distintos puntos del mundo, la pandemia, paradójicamente, cumplió un rol importante para que pequeños emprendedores den el salto de calidad que se necesita para llegar a otros países. El “boom” del e-commerce ayudó a buscar nuevos horizontes en un contexto de incertidumbre en el frente interno.

Ante la crisis, las compañías implementaron diversas acciones para adaptarse al contexto y según la encuesta a firmas exportadoras de América Latina que realiza el BID, la mayor parte (91%) buscó reconfigurarse antes que reducir costos laborales y no laborales. Entre las principales medidas que adoptaron se destacan la apertura de nuevos mercados (17%), la utilización de canales de venta alternativos como el e-commerce (15%) y la diversificación de la producción (14%).

A nivel global el comercio electrónico facturó 4,2 billones de dólares en 2020, un 27,6% más que el año anterior en que la facturación fue de 3,5 billones de dólares y, según los especialistas, 2021 rondará los 5 billones de dólares.

A nivel global el comercio electrónico facturó 4,2 billones de dólares en 2020, un 27,6% más que el año anterior

Con un crecimiento de 36,7%, respecto a 2019, América latina fue una de las regiones donde la venta en línea más evolucionó y la Argentina lideró las estadísticas de penetración de comercio electrónico al sumar más de un millón de compradores en línea. Desde la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) informan que en 2020 la facturación creció 124% y alcanzó a 20.058.206 consumidores con un incremento de 84% en las órdenes de compra respecto a 2019.

Zapatos en la web

C’est fini elabora zapatos “para trascender las tendencias y elevar la propuesta a lo excepcional”, según describe Francisco Royo, socio de la marca, y está preparada para exportar a todo el mundo mediante compras directas desde su web.

Royo cuenta que las principales ventas llegan desde Chile, Uruguay y España; “también contamos con un revendedor en Chile y estamos en proceso de lograr llegar a México y Estados Unidos”, agrega. Actualmente despachan a través de la plataforma, entre 50 y 100 pares por mes.

Lo más difícil es hacer conocida la marca afuera y definir un posicionamiento fijo de precios en dólares que soporte los vaivenes de los costos internos y devaluaciones”, describe el socio de C´est fini y cuenta que el proceso de exportación lo iniciaron a partir del interés de un cliente de Chile. Hoy, pese a la pandemia, ese proceso continúa y apuntan a potenciarlo. “Al abrirse al mundo, el mercado es infinito, pero es un proceso de desarrollo de marca que lleva tiempo y hay que tener paciencia”, asegura Royo. “Siempre y cuando se sostenga un tipo de cambio competitivo y una estructura impositiva y de costos de exportación que no se siga agrandando, este año y los que vienen van a ser de crecimiento constante”.

Bikinis for export

En el caso de MMBI Bikinis, fundada por Luciana Danduono y Matías Alfini en septiembre de 2014, comenzaron produciendo 300 unidades y vendiendo de forma particular. Poco a poco hicieron crecer su comunidad en redes sociales, y hoy reúnen a casi medio millón de seguidoras.

“Uno de los momentos más felices dentro de la experiencia del emprendimiento fue participar en la Ley Nacional de Talles en el Congreso de la Nación”, cuenta Danduono. Aquel avance en materia normativa hoy les permite fabricar todos sus productos en 6 talles “reales”, aclara Alfini y asume que es un diferencial de la marca que contribuyó a su posicionamiento, junto con la originalidad de la moldearía y las estampas.

Actualmente emplean de forma directa a 20 personas y exportan a Uruguay, Chile y Brasil en la región; a Estados Unidos y México; dentro de Europa, sus productos llegan a España, Francia y Portugal y, además de Emiratos Árabes Unidos en Asia, a Australia y Nueva Zelanda, en Oceanía.

El caso MMBI Bikinis
El caso MMBI Bikinis

La plataforma que utilizan es Exporta Simple, que funciona bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo y busca facilitar la logística para hacer envíos de bultos que no superen los 180 (alto) x 145 (ancho) centímetros (sin límites de profundidad), a cualquier país del mundo por no más de US$ 15.000 por envío y hasta US$ 600.000 por año. “El sistema es bastante simplificado, con una plataforma sencilla de usar que cualquier PyMe o comercio que quisiera hacerlo, podría empezar a usarla”, comenta Alfini.

“La primera oportunidad surgió con un cliente mayorista que quería llevar el producto a Uruguay, ahí comenzamos a averiguar sobre los trámites y la posibilidad de hacerlo a través de este proceso de Exporta Simple”, recuerda.

Los socios fundadores de MMBI Bikinis sabían que iban a tener un “montón de trabas”, más que nada por desconocimiento sobre documentación, declaraciones juradas, facturas proforma, nomenclaturas del Mercosur, etcétera, pero a fuerza de voluntad, mediante el diálogo con proveedores y especialistas, finalmente lograron hacer el primer envío de 30 kilos a Uruguay y, desde que comenzó la temporada en agosto de 2020, llevan exportados 950 kg de mercadería.

Para la próxima campaña -que inicia en agosto de 2021- esperan triplicar el volumen de pedidos, mientras trabajan en un plan para expandirse aún más internacionalmente y así continuar mejorando el nivel de sus exportaciones.

Moda sustentable

Un caso de exportación no tradicional que trasciende los resultados económicos es Fracking Design, un emprendimiento de Carla, Ornella y Mora Basilotta que decidieron hacer un ajuste a la marca de indumentaria Basilotta, que habían fundado 10 años atrás, y terminaron cambiando por completo el negocio familiar.

En 2018, buscando alternativas al fast fashion, movimiento de moda rápida que ya no las identificaba, las hermanas se involucraron en el mercado de la moda sustentable. Ornella, que es diseñadora, viajó a la provincia de Neuquén en busca de fibras naturales para desarrollar una nueva colección. Ahí se encontró con un material tan distinto como interesante: residuos de big bags plásticas, las bolsas contenedoras de la arena que se utiliza para la actividad del fracking (extracción de petróleo y gas no convencional en Vaca Muerta). “Vi inmediatamente este residuo como un textil y supe que eso era lo que estaban buscando” dice la creativa que vio en un desecho altamente contaminante para el ambiente, una nueva colección de accesorios premium.

Para la producción de bolsos, carteras y accesorios Fracking Design ya recicló 1925 metros lineales de arpillera plástica, y espera duplicar ese volumen en 2021. “Uno de los grandes objetivos que teníamos para el corto plazo era exportar, Tiendanube nos permitió integrar la plataforma con DHL y concretarlo”.

El primer envío partió el 23 de febrero rumbo a Australia. “Nunca pensé que la primera operación al exterior iba a recorrer 12.600 kilómetros, fue una experiencia súper emocionante porque estamos llevando un mensaje de concientización al mundo”, señaló Basilotta.

La integración de los servicios de courrier y pagos internacionales simplifica las operaciones de pequeños y principiantes. “Teníamos mucha incertidumbre sobre cómo enviar los productos, o cómo hacer para cobrarlos; la realidad es que una vez que tuvimos disponible la integración de nuestra tienda online con DHL y Paypal, se destrabaron muchísimos problemas y pudimos ofrecer nuestros productos al exterior”, agrega Ornela Basilotta.

Las hermanas concentran todo su trabajo en un taller, pero no cuentan con tiendas físicas propias, por eso aseguran que “la venta online es nuestra cara al mundo”, y esperan crecer tanto en el mercado mayoristas y corporativo a partir de la venta por internet. “Queremos que el volumen de exportación crezca, os imaginamos llegando a todo el mundo adelanta Basilotta.

Oportunidades

“Las exportaciones serán uno de los principales motores para impulsar la recuperación luego de la pandemia”, señaló Pablo García, director del Instituto Para la Integración de América Latina y el Caribe (Intal) y contó que desde el organismo se encuentran desarrollando distintas iniciativas orientadas a monitorear los impactos del Covid -19 sobre el comercio y la integración en la región ya que la encuesta realizada junto al BID advierte que el 77% de las empresas de América y el Caribe disminuyeron sus exportaciones intrarregionales y al resto del mundo desde el comienzo de la pandemia del coronavirus.

Aunque el volumen de las microexportaciones no compensará los flojos resultados que alcanzó la Argentina en el intercambio comercial de 2020, que incluso se colocó por debajo de la caída de las exportaciones en la región, ante la necesidad de generar divisas los especialistas indican que “todo suma”. “Hay que apoyar las pequeñas exportaciones no por lo que puedan influir en la balanza comercial, que puede resultar relativamente poco, pero si por cómo impacta en una cantidad importante de empresas con posibilidad de exportar”, plantea Marcelo Elizondo, analista de Comercio Internacional.

Se estima que en la Argentina de 6.500 empresas exportadoras 50 liquidan más de 100 millones de dólares por año y sólo 500, 10 millones de dólares por año. “A esa gran cantidad de empresas que exportan poco, en término de ingreso de divisas, se les debe hacer más fácil el proceso y eso permitirá que las ventas al exterior se sostengan y crezcan”, asume Elizondo.

El especialista entiende que el Estado, a través de las agencias de inversión, puede ser protagonista en aportar a las empresas “inteligencia comercial” para que puedan agregar valor a sus productos. Y eso se logra, según Elizondo, al brindar información relevante respecto a las características de determinado mercado, las cadenas de valor, las cualidades de los potenciales clientes, y todo lo que hace a la configuración de la demanda.

Plataforma

“La pandemia impulsó a muchos emprendedores que vieron crecer su negocio a través de la venta online a animarse a enviar sus productos al exterior”, afirma Gonzalo Latugaye, Brand Director en Tiendanube y aclara que “algunos ya tenían consultas generadas desde países limítrofes y se animaron en estos tiempos a probar esa modalidad y ampliar sus horizontes de negocios”. De acuerdo a los datos que analiza la plataforma de e-commerce, entre las características principales de las marcas que exportan, se destaca que cuentan con stock diferenciado y disponible para ventas en el exterior, se apoyan en una comunicación activa en otros idiomas y poseen una construcción de marca definida.

Aunque no existe un trato preferencial para los clientes que venden en otros países, Tiendanube ofrece un plan específico que permite tener múltiples idiomas y monedas en la tienda online. La herramienta se configura por una única vez desde el administrador y luego la tienda se adapta a las características que fueron preestablecidas para cada país en el que el negocio estará visible.

Tienda nube, una ayuda para exportar
Tienda nube, una ayuda para exportar

Así, la plataforma convierte de forma automática los precios a la moneda local, las descripciones al idioma correspondiente y las alternativas de medios de pago y envío disponibles en cada país. “Brindamos acceso a configuraciones adicionales para acompañar a la marca en el proceso de venta de sus productos al exterior”, cuenta Latugaye.

Actualmente sólo 400, entre más de 45 mil tiendas activas en Argentina, están en condiciones de exportar, pero Tiendanube apuesta a la optimización del proceso con la integración de nuevas herramientas para dinamizar el proceso. “Estamos trabajando de la mano de una de las empresas más grandes de logística internacional, en una alianza que potenciará a muchos negocios de la región”, anticipa en diálogo con La Naci

La marca de indumentaria de Sofía Sarkany anunció cómo seguirá tras la muerte de la diseñadora

Fuente: La Nación ~ Josefina Sarkany, hermana menor y socia, la despidió con sentidas palabras. Horas más tarde, sus colaboradores detallaron qué harán con el emprendimiento

Sofía Sarkany, la hija mayor del famoso diseñador de calzados Ricky Sarkanymurió este lunes en una clínica de Miami, a los 31 años, a causa de un cáncer de útero que le habían diagnosticado en 2018. Hace tan solo una semana, la joven había sido madre de su primer hijo Félix, concebido a través de la subrogación de vientre.

Josefina Sarkany, la hermana menor y socia de la marca de indumentaria que fundó Sofía, se despidió con una sentidas palabras en la cuenta de Instagram del emprendimiento que ambas compartían.

“Empecé a trabajar con vos solo por el hecho de trabajar con vos. Me contaste de este deseo loco que tenías de crear una marca y todo lo que te serviría contar con mi ayuda. Poco a poco me fuiste endulzando y manteniéndome cerquita tuyo. Fuimos creando a la par y hoy miro para atrás y sé que fue el más hermoso y sincero camino. Sacaste todo lo mejor de mí. Me ayudaste a crecer. Me acompañaste en cada momento donde no supe qué hacer. Fuimos armando esto juntas desde un lugar tan genuino, acompañándonos y andando de la manito, como siempre”, escribió Josefina.

“Gracias, gracias, gracias, por todos estos años. Gracias por ser mi mejor maestra y compañera. Ya sabía que lo habías sido en lo personal, pero ahora entiendo que así fue también en lo laboral. Me vas a hacer tanta falta. Pero vos me enseñaste que el alma es infinita, y no tiene por qué estar limitada a un cuerpo, a un espacio, a un tiempo. Por eso estoy segura de que siempre vas a estar cerquita para acompañarnos en este camino. Nos dejás con un equipo de lujo, sé que vamos a estar bien para seguir creando en tu nombre, con el mismo amor que lo hicimos siempre. Te amo siempre, Jo”, concluyó.

El texto estuvo acompañado por una delicada postal blanca con un corazón rojo de fondo y con la frase “Para siempre, Sofía”.

En sintonía con las palabras de su hermana Josefina y utilizando la misma frase, desde el Instagram institucional de la marca comunicaron que continuarán con el emprendimiento. “Vamos a seguir creando para ustedes”, aseguró el grupo de colaboradores de la fallecida diseñadora.

“A todos aquellos que están del otro lado, todos los que año a año nos acompañaron y nos fomentaron a crecer gracias, gracias de corazón. Gracias a ustedes somos la gran familia unida que somos hoy en díaSofi luchó a la par que su inspiración y crecimiento florecía. Así la vamos a recordar siempre. Vamos a seguir creando para ustedes. Nos dejó una gran enseñanza de entrega, fortaleza y pasión. Gracias por todos sus mensajes y deseos de amor. Su cariño se siente. Estamos juntos en esto”, se lee en la publicación.

La pandemia no detuvo el avance de las empresas “B”

Fuente: La Nación ~ Se trata de compañías con fines de lucro que usan el poder de los negocios para desarrollar una economía más inclusiva y sostenible; en 2020 se llegó a 128 a nivel local, 17% más que en 2019

El año de pandemia no detuvo el avance de las empresas B en la Argentina: su número creció un 17% en 2020, respecto del 2019, con lo que ya llegan a ser 128 las compañías que cuentan con esta certificación, que avala su buen desempeño tanto social como ambiental. Esa cifra se suma a las 659 que existen en América Latina y a las 3720 que se registran en el mundo.

Las empresas B certificadas son compañías con fines de lucro que usan el poder de los negocios para desarrollar una economía más inclusiva y sostenible. Cumplen con los más altos estándares en términos de desempeño social y ambiental, transparencia y responsabilidad empresarial. Existen tres condiciones para ser empresa B: tener en los estatutos el propósito de generar un impacto social y ambiental positivo, reportar lo que se hace en ese aspecto y tomar decisiones para actuar en favor de todos los grupos de interés.

Pedro Friedrich, copresidente del directorio de la fundación Sistema B Argentina, dice que en 2020 las empresas B del país contaron con un total de 7712 empleados y lograron una facturación total acumulada de más de US$600 millones. “Las compañías que se certifican no son perfectas, pero toman un compromiso de mejora continua y ponen el propósito empresarial en el centro de su modelo de negocio”, explica.

Constanza Connolly, abogada especialista en temas de triple impacto, cuenta que, desde 2015, hubo un gran incremento a partir de la agenda 2030 de los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS), creados por las Naciones Unidas. “Esos objetivos están alineados con las cuestiones de sustentabilidad (ambiental y social). Sumado a esto, llega el concepto de un capitalismo más consciente, que dice que las empresas en su modelo de negocios tienen que mirar también a todos sus grupos de interés y que no basta solo con la rentabilidad”, señala la especialista.

Ya no alcanza con no generar un daño, sino que ahora es necesario provocar un impacto positivo que transforme el ambiente y la sociedad. “Por ejemplo, está la empresa Xinca, que fabrica zapatillas a partir de la recuperación del caucho destinado a desperdicio. Así, evita la contaminación, da trabajo a grupos vulnerables y produce calzado para comercializar”, comenta Connolly.

La Argentina está a la vanguardia en la región en lo que se refiere a empresas B, un esquema que, incluso, le da beneficios al Estado, porque, al apoyar a estas firmas y comprarles, está cumpliendo también con estándares ambientales y sociales (y con la Agenda 2030, cuyo cumplimiento también debe reportar ante las Naciones Unidas).

Una de las obligaciones que tienen las empresas B es medir y reportar su impacto, y eso ayuda a generar transparencia en el mercado y la creencia de que estas compañías están realmente haciendo lo que dicen. “Cada dos años existe la recertificación, por lo que se exige la mejora continua”,

Si bien el país está a la vanguardia en cantidad de empresas B a nivel regional, eso no quiere decir que ocupe la misma posición en cuanto a la captación de inversiones con ese destino. Al abrir el panorama, se ve que América Latina siempre fue el segundo o tercer destino. Ahí están en el podio Brasil (capta el 25% de la inversión regional), México y Colombia. Después vienen Chile y Perú. Y la Argentina entra en una tercera categoría, donde se dieron pasos importantes, pero aún faltan condiciones para que florezca la inversión.

“En la Argentina, si bien hay un impulso desde hace unos años, con actores relevantes dentro del ambiente financiero (bancos, familias, fondos), están difíciles las condiciones de mercado. El problema en este país es que la alta volatilidad macroeconómica hace que sea inviable cualquier tipo de inversión”, subraya María Laura Tinelli, directora de Acrux Partners, firma especializada en inversión de impacto. “Además, acá no hubo demasiados incentivos para que los inversores colocaran capital en empresas B”, agrega.

Según destaca Tinelli, a nivel local hay algunos casos de éxito de inversores que apuestan en distintas etapas. “Está Puerto Asís, pionero en invertir en una gama de compañías y en ayudar a desarrollar el mercado; el fondo NXTP, que invierte en tecnología; aparecen algunos bancos, y también ciertas agencias de inversión de las provincias (San Juan y Mendoza son muy interesantes)”, detalla la especialista.

Una de las empresas B en el país es Natura. Paola Nimo, gerente de Sustentabilidad de Natura Argentina, cuenta que esa certificación los “desafía a perseguir el triple impacto” y que eso sea posible e inherente al modelo de negocios, obteniendo no solo resultados económicos, sino también impacto social y ambiental al mismo tiempo.

“Pertenecer a este movimiento, es formar parte y crear una nueva economía, donde las empresas estamos al servicio de la sociedad y de la naturaleza, y no al revés. Significa promover cambios necesarios para el bienestar social e invitar a más compañías a que se sumen a este propósito de construir un mundo mejor”, concluye la ejecutiva.

Miguel Devoto, gerente general de Danone Specialized Nutrition, dice que en Nutricia Bagó se basan en la investigación científica para dar soluciones y servicios nutricionales en momentos claves de la vida de cada persona. “Ese es el propósito que nos mueve en búsqueda de generar impacto positivo en la sociedad, y desde ahí es que nos medimos y evaluamos siendo empresa B certificada”, afirma. En el mismo grupo, Agustín Mostany, gerente general de Aguas Danone, dice que desde 2017 también miden y evalúan su gestión con el propósito de mejorar día a día, conscientes de que el modo en el cual impactan es lo que los diferencia.

Pisaron fuerte con venta online de zapatillas y abren un exclusivo en Rosario

Fuente: Rosario 3 ~ Sin experiencia en el rubro, pero con mucho conocimiento del negocio online, dos amigos decidieron incursionar en la producción de zapatillas de cuero de alta calidad a precios accesibles. El gran crecimiento que tuvieron en Buenos Aires los llevó a expandirse a Rosario, plaza a la que venían abasteciendo a través de la venta por internet y en la que ahora abrirán un local exclusivo.

Francisco y Brian, los dos creadores de Bourbon
Francisco y Brian, los dos creadores de Bourbon

Bourbon, como el whisky, es el nombre elegido por estos emprendedores que tras un viaje a Estados Unidos hace cinco años, decidieron encarar un proyecto juntos. “Inicialmente pensamos en remeras, pero los números no nos daban y nos metimos con zapatillas. Arrancamos haciendo 12, que volaron, después armamos 15 más y el negocio empezó a caminar”, recuerda Francisco D’Angelo, uno de los fundadores.

La premisa no fue la de hacer un calzado común y corriente, sino más bien uno fabricado en cuero, en algunos casos con gamuza, siempre con un diseño moderno pero sobrio, y una paleta de colores que transmita a tono: negro, blanco, marrón, azul y a lo sumo bordó. “Nosotros diseñamos, compramos todos los materiales y fabricamos en talleres de Buenos Aires. Después nos encargamos de la venta y postventa”, enumeró D’Angelo a Ecos365.

La experiencia en e-commerce les fue de gran ayuda para consolidarse rápidamente y apuntalar su modelo de negocios, basada en una estructura chica pero compacta, que hace la diferencia en el volumen y eso les otorga un diferencial muy importante en estos tiempos: un precio muy competitivo. “El último invierno la vedette fue el borcego, y mientras hoy tenemos modelos a menos de $5.000, otros muy similares de marcas reconocidas llegan a $15.000”, apuntó.

Esto lleva a que cuenten con clientes que compren dos y hasta tres pares a la vez, con el fin de abastecerse de calzado para todo el año. Les fue tan bien con el calzado que decidieron incursionar en otros rubros masculinos, y lanzaron líneas de camperas, mochilas, billeteras, jeans y ahora están pensando en sumar remeras. “Por el momento queremos explotar al máximo toda la moda masculina, aunque no descartamos más adelante incorporar la femenina”, dijo.

Tras ganar popularidad en las redes (realizan una fuerte inversión en la estética de presentación del producto y en publicidad online) y también por el boca en boca, apostaron por salir de Capital Federal y abrir un showroom improvisado en Fisherton. Pero el espacio les quedó chico y ahora apuestan inaugurar un local exclusivo en Rosario. Todavía están definiendo el lugar para arrancar (tienen tres apuntados) y la idea es cortar cintas en abril.

“Elegimos Rosario porque tengo familiares ahí, conozco la ciudad y le guardo un gran cariño. Pero también porque nuestros productos apuntan sobre todo a un público muy presente en esa ciudad como es el de jóvenes y estudiantes. También queremos llegar a Córdoba”, anticipó. Además adelantó que están buscando innovar comercialmente con promociones que incluyan dos o tres pares de zapatillas con importantes descuentos. Será cuestión de esperar el corte de cintas en la ciudad, aunque los ansiosos ya pueden hacer el pedido online.

Una emprendedora confecciona accesorios a partir de descartes textiles, ganaderos y agropecuarios

Fuente: TN ~ Ekdysis es una marca de diseño sustentable basada en el Up-Cycling, fenómeno que busca brindar una segunda vida útil a materiales en desuso. Fue creada en 2019 por la diseñadora de indumentaria Delfina Sciurano a partir de una búsqueda personal y un deseo de consumo circular, conciente y sostenible.

“Antes de recibirme empecé el proyecto pensando en buscarle soluciones a problemáticas que hay dentro de la industria de la moda, como por ejemplo la cantidad de residuos textiles que se generan en la fabricación de indumentaria. También lo mezclé con los problemas de descarte que tiene la industria ganadera y agropecuaria de nuestro país”, explicó Delfina en diálogo con TN Estilo.

Las xilobolsas son la insignia distintiva de la marca.Por: Gentileza de Ekdysis

El proceso productivo de cada accesorio es artesanal, en tanto se les realizar distintos tratamientos y técnicas de estampación para generar resultados únicos, resistentes y, por sobre todo, de calidad. En primer lugar, se selecciona el material a utilizar, luego se lleva a cabo un período de limpieza profunda, se interviene el textil y finalmente se corta para crear un producto lo más perfecto y menos defectuoso posible. La fase de diseño propiamente dicho es la siguiente.

“Decidí darle un enfoque sustentable por el impacto que me generó ver tantos desperdicios en el día a día en ambas industrias. Fue un choque muy grande empezar a trabajar en el rubro de la moda y empezar a ver la cantidad de descartes que se generaban. Quería hacer lo que me gustaba que era diseñar, pero quería hacerlo de forma consciente y responsable”, añadió Delfina.

Todos los accesorios son confeccionados a partir de descartes textiles.Por: Gentileza de Ekdysis

// Moda y solidaridad: por cada color de la colección, una marca colabora con causas sociales

La sustentabilidad se une a la solidaridad en un tercer momento del proceso. La emprendedora envía los residuos resultantes de la confección a organizaciones como GEA (Grupo de Ecología Activa); Raüni, un grupo que recupera descartes textiles de forma inclusiva y, finalmente, a Reforestar, una reconocida organización encargada de reforestar la Patagonia donando árboles por cada prenda vendida. “Con cada acción trato de ser responsable para poder generar el menor impacto o la menor huella posible en el ambiente”, asegura.

Las riñoneras son furor.Por: Gentileza de Ekdysis

¿Qué la inspira a crear un nuevo diseño? “Ver la realidad, las nuevas generaciones, las nuevas problemáticas, las nuevas tendencias, los paisajes, la innovación, el cuidado, el mundo entero creo que es lo que me inspira hoy en día. Toda esta tendencia que hay ahora sobre cuidarse a uno mismo y cuidar el entorno, ser más consciente y responsable. Todo esto me inspira a crear, pero también a seguir por este camino”, afirmó Delfina.

Con respecto a la proyección a corto y largo plazo, espera que la marca se siga extendiendo, pueda llegar a un mayor número de personas y crecer. “Quizás poder incorporar algo de indumentaria en el futuro, pero siempre de manera muy respetuosa con el medio ambiente”, concluyó.

Tosone: desde 1938, la misma familia se mantiene vigente en el mercado del lujo

Fuente: La Nación ~ Históricamente, la industria del calzado fue reconocida a nivel internacional, sobre todo por la calidad de los cueros. Sin embargo, la apertura al mundo siempre depende de las condiciones económicas y los vaivenes son una constante. Luego del retroceso de las exportaciones, a fines de los años 90, con la devaluación de 2002 las ventas al exterior comenzaron a recuperarse y se mantuvieron estables hasta que el atraso cambiario las volvió a afectar.

Entre enero y marzo de 2020, el sector calzado tuvo una fuerte caída de 66,2% en el primer trimestre de ese año al pasar de US$ 3 millones a U$$ 1 millón. A pesar de estos números , el sector sigue dando pelea con empresas y marcas ya consolidadas tanto en el mercado interno como externo.

Entre enero y marzo de 2020, el sector calzado tuvo una fuerte caída de 66,2% en el primer trimestre de ese año

Es el caso de la empresa Tosone, fundada en 1938 cuando el bisabuelo de la actual socia, que había llegado a la Argentina desde Mallorca y era zapatero, junto con algunos amigos instalan un pequeño taller donde hacían composturas y zapatos para algunos vecinos. Con el correr de los años ese taller fue creciendo hasta mudarse a Caballito, donde contrató como tenedor de libros a José María Tosone, que se casó con su hija Margarita y continuó el negocio. Dos de los tres hijos de ese matrimonio se dedicaron a la empresa y cinco de los siete nietos lo continuaron después, donde actualmente funciona la fabrica.

“Un día estaba en la facultad de Farmacia y Bioquímica, entre libros de química y física, cuando decidí tomarme un tiempo para dedicarme a full a lo que solo hacía cuando terminaba de cursar y rendir finales. Empecé a ir a los locales todos los días y, de a poquito, me incorporé a la fábrica. Para ser sincera no fue fácil, era un gremio muy machista , pero gracias al apoyo de mi padre cada día fui aprendiendo un poquito más”, recuerda y comenta Virginia Tosone, socia de la empresa.

Actualmente la fábrica desarrolla el 100 % de la producción de cada uno de sus calzados, produciendo 150 pares por día y 12.000 por temporada

Con una modalidad comercial centrada en locales propios y sin presencia en centros comerciales, la marca logra preservarse de los vaivenes económicos y consolidar un modelo de venta centrado en circuitos más exclusivos.

En el 2019 fueron seleccionados entre 20 empresas de la argentina para incorporar metodologías Kaizen (un famoso sistema de producción japonés que hizo que marcas como Toyota, Honda o Sony revolucionaran sus sectores). Para ello fueron apoyados por e INTI y profesionales japoneses con quienes trabajaron a lo largo del año, visualizando y realizando cambios en la compañía.

“El año pasado especialmente fue un año difícil debido a la pandemia que trajo como resultado una merma en el consumo interno. Antes una mujer se compraba cuatro pares de zapatos al año, ahora solo uno de ellos es de alta gama“, resalta.

Hacia el exterior

“En 2001/2002, luego de varias misiones comerciales junto a la Cámara de la industria del calzad, surgen las primeras posibilidades de exportar, primero a los países limítrofes. Luego llegó nuestra primera orden de compra para Europa, donde había que fabricar botas de cuero cuando estábamos en plena producción de verano y en Europa era invierno. Esto nos llevo a reorganizar la fábrica para exportar,” explica.

“Con un dólar más competitivo tenemos que ir pensando en exportar más, pero para eso hay que conquistar de nuevo al mercado externo. Entre 2002 y 2012 se exportaba casi un 40 % de la producción a mercados como Suecia, pero eso fue mermando por el tema cambiario”.

Actualmente la empresa exporta a Chile , EE.UU, Japón y están en negociando para exportar a Italia Peru y Colombia

En el extranjero, Tosone vende sus productos dentro del nicho de lujo, con un precio mayorista de entre US$70 y US$75. “Lo ideal sería estar entre US$55 y US$60 para ser más competitivos. En el 2001 llegamos a exportar el mismo producto a US$25, Podríamos habernos dedicado completamente a la exportación, pero sabemos que con la inestabilidad cambiaria nos conviene tener una pata en el mercado interno y otra afuera. El mundo valora la calidad de los zapatos argentinos y cada vez más su diseño”, finaliza.