La marca marplatense que venda el «sueo brasileo» y hoy la maneja una multinacional: la historia detras de Reef

Fuente: Titulares.ar ~ Explotaron en Estados Unidos vendiendo la fantasía playera del sol y la playa brasileños, pero sus fundadores fueron argentinos. Comenzaron haciendo chancletas y hoy ofrecen de todo, desde suéteres hasta chaquetas y bolsos rion. Arrecife, fundado por los hermanos Aguerrenació diseñado para aprovechar al máximo el negocio de los surfistas, Se realzó con un concurso de bikinis en un momento en que se naturalizó la sexualización de la mujer y ahora pertenece a una multinacional que vende por millones. Sin embargo, todo empezó con un pie plano.

En plena dictadura militar argentina había varias actividades deportivas que estaban prohibidas, una de ellas era el surf. Fernando Aguerre había crecido cerca de las olas y en 1978 creó la primera asociación de surf para negociar con las autoridades de Mar del Plata. Finalmente, un año después, obtuvo luz verde y permitió la práctica en algunas áreas.

Junto a su hermano, Santiago, -un año menor que él- habían tenido varios emprendimientos relacionados con el mundo del surf. A los 12 habían abierto un taller de reparación de tablas, a los 15 hacían tobilleras y unos años más tarde tenían un negocio de ropa. Pero el verdadero clic emprendedor llegó con un inconveniente que aquejaba a ambos: los pies planos. Las chanclas tradicionales no les sirvenAdemás, muchos estaban hechos de cuero y cuando se mojaba se echaba a perder. Era tan hicieron sus propios zapatos de goma.

el nacimiento del arrecife

Sus nuevos zapatos llamaron la atención de sus conocidos, quienes les preguntaron dónde los podían conseguir. En el verano de 1979 hicieron 200 pares para vender y la temporada siguiente montaron su local para ofrecerlos. Los Aguerre encontraron su nicho no solo en el surf, sino en los amantes de cualquier tipo de náutica y deporte extremo. En 1984 ambos se mudaron a californiala capital mundial del surf, para hacer explotar tu negocio.

Oh aterrizó en 1985 bajo el nombre de Reef Brasil. A pesar de que la marca no era originaria de Brasil, creían que este país representaba el ideal paradisíaco de playa dentro de ese mercado, por lo que Fue más un movimiento de marketing.. Para ampliar su look, agregaron sandalias a su cartera y pronto su nombre escaló a nivel mundial. Diseñaron todo en los Estados Unidos, lo fabricaron en varias plantas ubicadas en América del Sur, Europa y Asia, y luego vender en más de 100 países a través de tiendas multimarca.

La marca comenzó vendiendo chanclas de goma y luego se expandió a otros calzados y prendas de vestir.

En un momento en que el marketing digital aún no era algo común, Reef utilizó las revistas de surf como su principal medio para llegar al público. En un principio, los surfistas aparecían en los anuncios utilizando a sus modelos, pero a partir de los 90 Fernando Aguerre decidió darle una vuelta de tuerca a la forma de hacer publicidad.

Campaña de otro tiempo

“Eran alrededor de las siete de la noche, todos habían salido de la oficina y yo estaba mirando solo el arte de un anuncio de Reef, que incluía un surfista, una sandalia y un logotipo. Realmente me pareció que faltaba algo y me di cuenta que eran niñas, sensualidad; la sexualidad que a todos nos incita la playa”, dijo en 2012 en diálogo con El Observador de Uruguay.

en los anuncios surfistas cedieron su espacio a mujeres en bikini y, según Aguerre, eso duplicó las ventas de la empresa. “El primer año pusimos colas, pasamos de 1 a 2 millones de sandalias”, explicó a los medios uruguayos.

Encontró su hueco en el mundo del surf, aunque también cautivó a los amantes de otros deportes.

En 1995 lanzaron el primer Concurso de biquini Miss Reef en Orlando, Florida. Un grupo de mujeres desfilaron en trajes de baño y un jurado eligió «la mejor cola». el concurso se fabricó durante más de dos décadas hasta su finalización en 2017 cuando la deconstrucción de esa mirada sexualizadora empezó a cuestionar este tipo de concursos. Por otro lado, la firma también asumió la organización de un torneo internacional de surf en Mar del Plata con estrellas de talla mundial, lo que la convirtió en la etiqueta preferida dentro de ese nicho.

Venta de MILLONARIO a VF

Fernando actuó como director general y jefe de marketing, mientras que Santiago se encargó de la parte operativa. Sin embargo, los años de trabajo generaron acritud en la relación y en 2010 decidieron vender la marca. “Después de veinte años de éxitos con Reef, nos dimos cuenta de que la empresa nos estaba destruyendo como hermanos. La fama que habíamos construido, la amistad y la hermandad fueron erosionadas por el negocio”, dijo Fernando Aguerre a Locales y Negocios en 2015.

Hoy Reef opera con un concesionario local y cuenta con sucursales propias, además de estar en espacios multimarca.

arrecife pasó a manos del conglomerado VF Corporation (dueño de Vans y Timberland) por más de US$100 millones. En Argentina, su filial New Arrecife quedó a cargo del fondo D&G (ahora Inverlat), Diego Sol Prats y Fabin Papini. Hoy, esta última administra toda la licencia en el mercado local.

A partir de 2010, la empresa abrió su primera tienda propia en el país y actualmente cuenta con 4 puntos de venta de su marca, más allá de negocios multimarca. A su vez, ampliaron su gama de productos y ofrecen todo tipo de ropa para hombre, mujer y niño.

En 2018 VF vendió la marca al grupo Rockport, que se especializa en la venta de calzado. Unos meses antes, la firma se había declarado en quiebra y buscaba nuevas etiquetas para poder despegar sus ventas. Su nuevo propietario indicó que Reef seguiría siendo una marca independiente bajo su paraguas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.