La marca con nombre de perro que se hizo famosa con el tenis y hoy la maneja un predicador brasileño

Fuente: Cronista ~ Creada por la textil Alpargatas en 1975 como su insignia en el mundo deportivo, Topper construyó su camino entre varias disciplinas.

Entre tantos monstruos internacionales, hay una marca gestada en Argentina que logró pisar fuerte en la guerra de las zapatillas. Hoy continua vigente, aunque en manos brasileñas, con un 20% del market share en el rubro y una proyección de venta de más de 4,6 millones de pares. Topper nació en 1975, primero se hizo un nombre en el tenis y luego expandió su participación a otros deportes, como el fútbol y el rugby. Pero no todos conocen el verdadero origen de su nombre.

En 1883 el inmigrante vasco Juan Echegaray y el escoces Robert Fraser fundaron la empresa Alpargatas con el objetivo de producir calzado cómodo para los trabajadores. De un pequeño taller de fabricación manual pasaron a convertirse en una gran compañía con múltiples plantas con maquinaria y varias marcas en su portfolio. Una de ellas eran las zapatillas Flecha, sin embargo desde la firma buscaban poner un pie en el mundo deportivo profesional.

Para este proyecto primero pensaron en lanzar una línea nueva con su marca estrella. Finalmente decidieron crear una etiqueta desde cero. Todavía faltaba un nombre y Eduardo Oxenford, por entonces ejecutivo de Alpargatas, encontró la inspiración en su hogar. Topper era el nombre del perro de su familia y así pasó a llamarse el nuevo proyecto de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.