Aseguran que el 80 por ciento de las zapatillas se vende a crédito

Fuente: El Diario de la República ~ Apenas el 20% paga en efectivo. Además, crecen las posibilidades de financiamiento en casas deportivas.

Las zapatillas conforman uno de los elementos más importantes de la indumentaria, ya sea que se trate para uso cotidiano o cuestiones más específicas como el deporte. Las fluctuaciones de la economía tornaron cada vez más difícil el acceso a estos artículos al punto de que, actualmente, cerca del 80% de los puntanos los compran a crédito.

“Para dar una idea, del 100% de las ventas mensuales, el 40% se concreta con el crédito de la casa. Un 20% se hace en efectivo y el porcentaje restante corresponde a las transacciones con tarjetas. Este año, solo en 4 meses, advertimos un crecimiento del 10% en operaciones con la financiación que ofrecemos en el local”, señaló Gastón Irazabal, encargado de una reconocida casa deportiva de calle Belgrano.

Para observar en detalle el escenario, El Diario concretó un recorrido por el microcentro. Todos los referentes consultados coincidieron en que cada vez se usa menos el dinero físico para este tipo de consumo. Muchos clientes optan por las opciones de 1, 3 y 6 cuotas sin interés bajo la compra con tarjeta de crédito; también recurren a diversos planes de pago con descuentos o la financiación de cada empresa.El calzado deportivo para niños puede costar hasta 7 mil pesos.

“En no pocas ocasiones, la gente deja los plásticos bancarios para otras necesidades y adquiere el calzado o la indumentaria con el crédito de la casa. La mayoría se hace cliente a través de esta metodología: es impresionante cómo ha crecido”, destacó Irazabal.

La tendencia en zapatillas va de la mano con la última temporada europea, es decir, las empresas observan lo que ocurre en el continente y lo replican un año más tarde a nivel nacional. Desde el año pasado, la preferencia en San Luis es el calzado con plataforma. Si bien algunos siguen bajo la denominación deportiva, ahora vienen más altos; sirven para ir al gimnasio o para ponérselos con un jean.

Al mismo tiempo, los estilos también se orientan hacia el calzado urbano. De alguna manera, vuelven las modas pasadas con distintas reversiones. Independientemente del uso, aseguran que actualmente la compra de zapatillas implica un ahorro: el producto que hoy tiene un determinado precio, en poco tiempo asciende entre un 5% y un 10%.

“Hay una franja de clientes que opta por distintas firmas financieras, aunque lo más conveniente es la compra con tarjetas bancarizadas, con el pago de 6 cuotas sin interés o en promociones que vienen con el 20% de descuento. En el último tiempo, los más jóvenes han optado por las zapatillas urbanas; productos que no sirven para hacer deporte pero que quedan muy bien para salir a la noche o incluso para ponerse un traje”, precisó José Ojeda, encargado de un local de peatonal Rivadavia.

Según manifestó, una cuestión que se reitera en diferentes empresas es la dificultad para conseguir zapatillas importadas de primera calidad. Antes, se podían elegir innumerables modelos y en distintos talles de todas las marcas; ahora hay algunos artículos que no vienen. Además, hay faltantes de materia prima para las productoras locales de diferentes firmas. Eso motivó una mayor distribución de marcas nacionales.

Precios

En la ciudad hay alternativas para todos los gustos y bolsillos. De acuerdo a las necesidades de cada cliente, se pueden encontrar hasta en $38 mil. Para graficar, una zapatilla de lona, de segunda marca, se consigue a partir de los $2.500 y se puede extender a $11.000.

El calzado urbano ronda entre los $9.500 y $11.000. En promedio, las zapatillas deportivas de primera calidad se encuentran entre $8.000 y $16.490. Asimismo, una alternativa con precisiones técnicas para runners, por ejemplo, puede superar los $30 mil.

“Hay una amplia opción de compra. En nuestro caso, tenemos las primeras líneas y también ofrecemos la marca de la casa, que parte en los $4.000, por ejemplo. Lo cierto es que para todas las compras el efectivo se usa en menor porcentaje. Nosotros advertimos entre un 65% y un 70% de transacciones con crédito”, dijo Joaquín Romero, encargado de una zapatería de calle San Martín.

Dentro del porcentaje de pago en efectivo, hay un pequeño sector que se encamina hacia las transacciones virtuales. No es una modalidad masiva, pero poco a poco gana terreno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.