Lanzaron al mercado las zapatillas deportivas con menor huella de carbono del planeta

Fuente: Misiones Online ~ Se trata de las marcas de zapatillas deportivas Adidas y All Birds. Para ello utilizaron una combinación de materiales sostenibles, embalajes sustentables y biocombustibles. Su huella ambiental es menor a la quinta parte de un calzado convencional.

La industria del calzado no suele ser muy amigable con el planeta. El equipaje de carbono promedio que trae un par de zapatillas deportivas es de aproximadamente 14 kilogramos, representando la quinta parte del impacto climático global total de la industria de la moda.

Tim Brown, cofundador de Allbirds, una compañía neozelandesa-estadounidense que diseña y comercializa calzados ecológicos con base en San Francisco, EEUU y Zion Armstrong, presidente de Adidas North America, se unieron antes que se desate la pandemia para juntos crear la zapatilla con menor intensidad de carbono del mundo. Ambos ejecutivos se conocieron en Nueva Zelanda, de donde son oriundos.

«Realmente fue una reunión de mentes”, contó Hana Kajimura, directora de sustentabilidad de Allbirds. “Aportamos experiencia en la integración de cálculos de emisiones de carbono en el desarrollo de productos mientras buscábamos a Adidas por sus muchas décadas de experiencia en la fabricación de calzado”.

El equipo transfronterizo incluyó contrapartes de cada marca (diseñadores, desarrolladores de materiales y expertos en sostenibilidad) que comenzaron a trabajar en el calzado durante la segunda mitad de 2019. No pudieron reunirse en persona debido a la pandemia, por lo que el proceso de diseño parecía un carrera de relevos de varias usos horarios: el equipo Adidas, con sede en Alemania, entregaría el progreso del día al equipo Allbirds al comienzo del suyo.

Un producto con materiales sostenibles

El calzado, que salió a la venta en abril por U$S 120, registra menos de tres kilogramos de carbono por par durante todo su ciclo de vida; menos del 20% de la intensidad de carbono de un par convencional. Acercarse lo más posible a la neutralidad de carbono sin comprometer el rendimiento deportivo fue un principio rector del diseño.

La estructura del calzado se inspiró en la línea Running de Adidas diseñada para la velocidad, mientras que su composición aprovechó los avances de Allbirds en el desarrollo de materiales sostenibles.

La entresuela del calzado se basa en Adidas Lightstrike, que se reinventa con SweetFoam, el material a base de caña de azúcar de Allbirds, lo que finalmente da como resultado un componente natural bajo en carbono.

a parte superior también es producto de la colaboración de materiales, elaborada con un 70% de poliéster reciclado y un 30% de Tencel natural, un material elaborado con pulpa de madera, que se unen para ofrecer una parte superior liviana que cumple con las expectativas de rendimiento y, al mismo tiempo, reduce el impacto en las emisiones de carbono.

El equipo consideró especialmente el uso de energía renovable en las fábricas, la minimización del embalaje (la caja de zapatos está hecha de cartón certificado por el Forest Stewardship Council) y la logística del producto utilizando buques alimentados con biocombustibles en lugar de aviones de carga. “Esperamos que esta asociación ofrezca un modelo para el resto de la industria”, dijo Kajimura. “Muestra que cuando tienes disciplina y creatividad, puedes dar pasos significativos hacia la sustentabilidad”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.