La industria del calzado, pymes y crecimiento del empleo

Fuente: BAE ~ La industria del calzado unos 1.100 establecimientos activos, predominantemente PyMes, que ocupan alrededor de 15.400 personas en forma directa. Escuchá el Podcast acá.

El origen del calzado es antiquísimo, distintas civilizaciones, egipcios, griegos, romanos entre otras, lo han utilizado a lo largo de la historia, ya que satisface una de las necesidades primordiales del ser humano: el cuidado y protección del pie. Por estos lares, en 1744, se efectuó un empadronamiento en Ciudad de Buenos Aires y se detectaron 72 ciudadanos que constituían “el gremio de los zapateros”. Este empadronamiento mostró que en la Ciudad de Buenos Aires habitaban 10.223 personas, y cuyos principales gremios eran el de tenderos (137) ; el de comerciantes (75) y en tercer lugar el de zapateros.

Posteriormente, la producción (de botas y zapatos) se concentró mayoritariamente en la provincia de Tucumán.  Hacia 1883, dos inmigrantes (uno vasco y el otro escocés), se unieron creando una sociedad para la fabricación de un calzado cómodo, durable y de bajo costo: lasAlpargatas.

 En el presente siglo, conforman la industria del calzado unos 1.100 establecimientos activos, predominantemente PyMes, que ocupan alrededor de 15.400 personas en forma directa, localizados en las Provincias de Córdoba, Santa Fe y principalmente en el aglomerado Buenos Aires.

Análisis y evolución de los principales indicadores del sector

Circunscribiremos el análisis, tal cual se observa en el  gráfico a lo acontecido durante el presente siglo.

Producción y Puestos de trabajo (en millones de pares y  en millones de ocupados) entre 2001-20

 A la salida del “Plan de Convertibilidad” (2002),  se incrementa en forma continua  la producción  (revirtiendo la evolución negativa sufrida por la actividad durante la década del noventa del siglo pasado), hasta los 120 M de pares en el 2012. A continuación, se estabilizó y alcanzó en el 2015 un nuevo pico con 125 M de pares.

El siguiente lustro (2016-2020) registra una caída año tras año, retrocediendo hasta los 81 M de pares en 2019. Por último, es dable señalar queen el 2020 la fabricación del calzado no fue asignada como actividad esencial, y tras casi el cierre absoluto de abril y mayo, se contrajo (con respecto al período anterior) un 30,8%: a 56 M de pares.

Por su parte, los puestos de trabajo crecieron un 106% durante el período 2002-2011, alcanzando los 33.600 ocupados. A partir de allí se inicia un continuo sendero (a mayor y menor velocidad) de pérdida de empleo, hasta orillar el año próximo pasado los 15.400 registrados.

Asimismo, en el siguiente gráfico pueden apreciarselas Exportaciones, Importaciones y el Saldode laBalanza Comercial del sector.

elaboración propia en base a datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos 

De su observación se destaca la fuerte disminución de las Importaciones (85,4%) desde los U$S 193 M en 2001 a los U$S 28 M en el año siguiente. Luego, se incrementan (con determinadas excepciones) período a período, alcanzando su máximo en 2017 y 2018 con U$S 644 M y U$S 592 M respectivamente.

A su vez, las Exportaciones se encuentran en el orden de los U$S 30 M desde el 2005 al 2013, luego inician un proceso de significativas oscilaciones, alcanzan un pico de U$S 49 M en 2017 y un valle de U$S 4 M en 2020.

Por último, se verifica que el Saldo de la Balanza Comercial agudiza su negatividad con el transcurrir de los años, siendo sus máximos déficits en el trienio 2016 (U$S 559 M ), 2017 (U$S 595 M) y 2018 (U$S 582 M).

Una actividad imprescindible

La industria del calzado reúne todos los requisitos indispensables para ser una actividad sustantiva dentro del entramado manufacturero argentino. Es demandante de mano de obra especializada, con una relación Capital-Trabajo decididamente apta para impactar positivamente en la tasa de desocupación cuando se verifica crecimiento en el sector, y una Insumo-Producto altamente favorable (en determinados nichos de mercado) para el componente Valor Agregado.

En este marco, como oportunamente lo señaláramos en “La productividad… nuestra estrella polar” ( el desarrollo del sector amerita:

  • la búsqueda de los Mercados de Referencia o destacados espacios productivos que presentan, como característica distintiva: un adecuado “estado del arte” manufacturero, un entorno plausible para “el buen vivir” y que fungen como tea votiva en términos de competitividad sistémica, y
  • la implementación de aquellas Tecnologías Convenientes que se destacan por: la utilización de instrumentos y procedimientos (locales o externos) que, indistintamente de su complejidad y escala de producción, preservan los intereses nacionales y mejoran la calidad de vida de la comunidad.

Para ello, la mancomunión Empresarial – Sindical es indispensable, ya que de manera conjunta deberán bregar por la consolidación y el crecimiento del sector definiendo, entre otros aspectos, las características de los bienes finales: zapatos, botas, sandalias, etc.; masculinos o femeninos; adultos, jóvenes, niños y bebés; de calidad premium o estándar, que a través de su comercialización conseguirán la hegemonía en el mercado interno y facilitarán la penetración en los externos.

       Una vez definidos, la “sana” Administración del Comercio Exterior (ACE) velará por el fiel cumplimiento de las decisiones consensuadas.

       Ello permitirá, como señalamos en “Litio argentino: de salares, baterías y las 3I” (BAE Negocios, 03-10-2021), una Inserción Internacional Inteligente: que los habitantes de estas tierras utilicen calzado de fabricación nacional o importado, pero también que los “no residentes” se “calcen” con productos argentinos.

       Inexorablemente, ese será el camino a transitar una vez que la actual Supercrisis (Caracterizamos como Supercrisis a la situación generada por la administración anterior (Cambiemos) donde convergen los desequilibrios fiscales de 1989, que obligaron a la renuncia de R. Alfonsín, con los del sector externo de 2001, que desencadenaron la dimisión de F. de la Rúa)sea resuelta y un Modelo de Desarrollo Permanente y Sustentable (MoDEPyS), con orientación a la producción se instale definitivamente en la Patria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.