Reabre la planta de la ex Paquetá en Chivilcoy cerrada en 2018, en 72 horas tuvo 2000 postulaciones

Fuente: BAE Negocios ~ El grupo brasileño Paquetá llegó al país en 2007, pero en 2018 tuvo que cerrar la planta y despidió a 624 trabajadores. En enero, la operación fue adquirida por la empresa argentina Bicontinentar Footwear Technologies. En mayo comienza a producir zapatillas y calzado urbano desde una nave municipal.

La ciudad de Chivilcoy está de fiesta. Sus 90.000 habitantes sufrieron en diciembre de 2018 con el cierre de la planta de Paquetá y el despido de sus 624 trabajadores. Desde enero, la flamante empresa argentina Bicontinentar Footwear Technologies fue creada para hacerse cargo de la operación y la reapertura. El viernes crearon una página para recibir postulaciones y tuvieron 2000 respuestas en 72 horas.

El grupo Paquetá desembarcó en la Argentina en 2007 y montó una fábrica en Chivilcoy con el nombre de Perchet, que todos le decían Paqueta. Llegó a tener 1200 trabajadores y fabricó calzado deportivo para marcas como Diadora y Adidas, entre otras. Cerró en 2018 y en enero de este año hizo el traspaso accionario a Bicontinentar.

Juan Recce, fue director de la compañía cuando cerró en 2018, lideró el proceso de venta y es el actual presidente de Bicontinentar que está al frente de la reapertura. Señaló a BAE Negocios: “Los dueños son distintos inversionistas argentinos, teníamos diferentes interesados pero la pandemia cambió los planes. Queremos reabrir la planta en mayo, la empresa tiene 16 líneas de montaje, 10 están disponibles y 6 están de back up. Cada línea puede fabricar 1.000 pares por día, un turno puede hacer 3,5 millones de pares al año y 10 millones anuales si trabaja en tres turnos. Arrancaremos con un plan de negocios para fabricar 250.000 pares a New Balance y a la marca de calzado urbano Joma, alrededor de 125.000 para cada marca”.

Fabricante de calzados reabre su planta

El encargado de reabrir la planta, que le tocó cerrar, señaló a BAE Negocios: “Estamos en negociaciones con otras marcas deportivas de alta tecnología, como son licencias del exterior, las fábricas se tienen que homologar afuera. Estamos confiados, tenemos la calificación más alta del sector en América Latina. Comenzamos con dos líneas de montaje operativas para el segundo semestre, pero queremos superar el medio millón de pares para el segundo semestre. Para la capacidad de la planta es poquito, pero suficiente para tener un punto de equilibrio y poder operar nuevamente”.

Recce explicó a BAE Negocios:En la primera etapa podemos contratar a 50 trabajadores para mayo, junio y julio. Según evolucionen los pedidos y los suministros de insumos iremos incorporando más gente. Ya estamos negociando contratos para el 2022. La expectativa es tener entre 200 y 300 trabajadores antes de fin de año”.

Antes de fin de año aspira a tener 300 trabajadores

Ensamblar es una alternativa genera abastecimiento rápido depende el modelo y producto hay una preferencia de traer el producto terminado de afuera. “Para las marcas es un contexto global como el que tenemos, tener un back up de producción local que les asegure el 50% del abastecimiento les da flexibilidad y autonomía. Pensamos que el año que viene vamos a superar la meseta de esas seis líneas y vamos a duplicar la producción”, señaló el presidente de Bicontinentar.

La torta del calzado deportivo importado para ensamble y terminado fue de 35millones de pares en 2019. Un tercio, 12 millones se importó para ensamblar, el resto fueron pares terminados. “En 2020, la torta de calzado deportivo cayó a 22 millones de pares, pero se debió a la cuarentena que la gente cambió su vida y casi no practicó deportes, pero eso cambiará”, aseguró el presidente de Bicontinentar, pero confía que sin cuarentena el número se recupere.

El envío de CV a Paquetá superó las expectativas 

El entusiasmo en Chivilcoy es tal, que el fin de semana hubo un gran alboroto. “Hicimos un formulario de postulación para enviar CV y lo pusimos el viernes, tuvimos 2000 postulaciones en tres días.  Por lo general, se valoriza mucho la experiencia de la gente, por lo menos  en las primeras incorporaciones necesitamos gente con experiencia. Para los que no tienen experiencia también va a haber oportunidades”.

Guillermo Britos es el intendente de Chivilcoy, va por su segundo mandato, vivió de cerca el cierre de Paquetá en 2018. “Fue el cierre de una planta con mayor trabajadores que tuvimos en Chivilcoy. Estamos felices que reabra, la nave municipal de 5000 metros cuadrados es propiedad de los chivilcoyanos desde 2009. La planta la operará gratis mientras cumpla con las expectativas del plan de inversiones. Estamos generando un convenio que contemple la incorporación de 200 trabajadores de arranque y que vaya creciendo hasta 600 antes del fin de 2022. La empresa tiene una expectativa de tener un plan de 1000 trabajadores en los próximos dos años”. La municipalidad tiene en su página el formulario de inscripción a la planta, al igual que la página de la empresa. Provincia y Nación ya tuvieron reuniones para dar el puntapié inicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *