La ropa subió casi 80% en un año: qué explicación dan los empresarios del sector

Fuente: Clarín ~ El dato del INDEC disparó un debate entre economistas y empresarios. Importaciones, en la mira.

La inflación de abril puso en guardia a los empresarios textiles. Sucede que esta vez las mayores subas no se dieron en alimentos, educación o comunicaciones, sino en las prendas de vestir y calzado. En ese rubro, según el INDEC, los precios subieron un 6% mensual y un 79,1% en los últimos 12 meses.

El dato oficial provocó de inmediato un debate entre los economistas. Para los más críticos, se trata de un sector “protegido” por las trabas a las importaciones. Pero desde la industria salieron a defenderse y apuntaron contra los importadores.

Los pasajes a Miami salen tres veces más caros que lo que solían salir y la demanda es cero, pero los costos aumentan porque hay pocos aviones y son caros, lo mismo ocurre con los alquileres”, dijo Teddy Karagozian, dueño de TN Platex, una de las principales hilanderas del país, a Clarín.

Con 11 plantas y 1.200 empleados, su establecimiento en Tucumán fue escenario de un acto de Alberto Fernández en febrero pasado, donde el Presidente criticó a “los que especulan y proyectan precios incomprensibles” y dijo que abrir las importaciones es “mandar al muere a todas las empresas”.

Pero en abril los precios de la indumentaria superaron en 32 puntos a la inflación general, que fue del 46,3% interanual. En paralelo, las importaciones de prendas cayeron un 56% anual en el primer trimestre, según datos de la Cámara de Indumentaria (CIAI).

En medio de los controles a los alimentos y la crítica oficial a los “formadores de precios”, los textiles rechazan eventuales medidas en su sector y aseguran que son inútiles porque “los que ponen precios son cientos y cientos de miles de comerciantes”.

La Cámara Argentina de Indumentaria (CIAI), en cambio, apunta a otros eslabones: “Fuertes aumentos de precios en telas y avíos (utensilios), problemas para producir, escasez de insumos y prendas, incremento en los costos unitarios y el cambio de temporada agravaron la situación”, había dicho en marzo, cuando también textiles había pegado un salto interanual por encima de la inflación.

Para algunos economistas, el principal motivo es una menor oferta y las restricciones del comercio exterior. “Menos viaje al exterior, estás preso, te volvés un mercado más chiquito con menos competencia, y van a autorizar menos licencias”, explicó Guido Lorenzo, director de LCG.

La inflación de abril se conoció un día después de la visita a una textil bonaerense del secretario de Industria, Ariel Schale. El exdirectivo de la Fundación Pro Tejer mantiene buen diálogo con el sector y es quien regula las Licencias No Automáticas que frenan las importaciones.

En el sector estiman queantes de los controles más del 60% de las prendas eran importadas, la mitad desde China. “Ropa nacional a precios buenos hay montones, pero el comerciante prefiere importado y Argentina se gastó los dólares que no tenía”, disparó Karagozian.

Según datos de la Fundación Protejer y la CIAI, el costo de fabricación representa el 20% del precio final de una prenda adquirida en un shopping; los impuestos, el 25,5%, la comercialización, 15,1%; bancos, 15%; alquileres, 14,9%; diseño, 4,7%; y rentabilidad, 4,8%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *