¿De cuánto es la diferencia para comprar ropa entre shoppings, outlets y negocios de barrio?

Fuente: Crónica ~ Un relevamiento de Crónica registró mejores opciones en locales de barrio y outlets, aunque quienes prefieren los shoppings tienen sus argumentos. Conocé los detalles. 

Se acerca la Nochebuena y las compras navideñas se orientan en gran medida a la indumentaria de verano. «Crónica» realizó un relevamiento por shoppings, negocios barriales y outlets de la ciudad de Buenos Aires para conocer cómo vienen las ventas, qué expectativas tienen los comerciantes y cuáles son las prendas más solicitadas por los consumidores, quienes en su mayoría prefieren abonar en cuotas por sobre el efectivo.

De acuerdo con lo recabado por este medio, una chomba de primera marca en un centro comercial puede costar $11.000. En cambio, en un local de proximidad el precio puede disminuir a $3.500, mientras que en un outlet una prenda de este estilo alcanza los $2.500.

En esa línea, una bikini de primera marca y calidad en un shopping del barrio porteño de Palermo oscila entre $5.000 y $7.000, en cambio en un local de barrio la cifra se achica a $3.500. ¿Por qué pasa esto?

Lo negocios barriales y los outlets siguen siendo muy elegidos. 

«En los outlets está muy barato comparado con shoppings, porque la diferencia es de un 50%», señaló en diálogo con «Crónica» el titular de un negocio ubicado en Aguirre 640 y presidente de Comercios de Palermo Viejo, Camilo Alan, quien destacó que «lo que se paga en los shoppings es la marca, porque nosotros vendemos la misma tela sin el logo a un costo mucho menor».

Según su relato, «en un outlet un jean de buena calidad se puede conseguir entre $4.500 y $6.500, y también es posible comprar una bermuda por $3.500. También tenemos promociones en remeras manga corta, que ocasiona buenas ventas en temporada».

Para Alan, diciembre empezó con muy buenas ventas que tienen que ver con la Navidad. «Lo que más llevan son trajes de baño y ojotas», precisó, y aclaró que hace descuentos sólo en efectivo «para beneficiar a los clientes», ya que, según comentó, no brinda más de tres cuotas sin interés, porque, si no, al negocio «se lo llevan las empresas y no los consumidores».

Una buena opción

Si bien los precios suelen ser altos porque, como dice Alan, «lo que se paga cuando se compra es la marca, además de que tienen muchos gastos», el shopping ofrece en verano un lugar fresco para caminar y pasear.

De esta manera, están quienes prefieren el confort y quienes le dan prioridad al hecho de cuidar los bolsillos. A los primeros no les resulta un problema pagar un par de zapatillas con el distintivo del cocodrilo entre $15.000 y $21.000, mientras que en un local de barrio un calzado de primera marca puede oscilar entre $5.000 y $10.000.

Locales de barrio

«Vendo primeras marcas y me va bien. Las expectativas para estas fiestas son muy buenas», expresó en conversación con este medio Alberto Cohen, dueño de un local de ropa situado en avenida Gaona entre Pujol y Cucha Cucha, en el barrio porteño de Caballito. «Entre mi negocio y los shoppings, yo estoy un 20% abajo. Hoy mi lugar está como en auge, sobre todo porque estamos en un barrio», agregó el comerciante, quien destacó que «tratamos de que sea un negocio con atención personalizada como se solía hacer antes».

Las camisas de verano son muy elegidas en esta fecha. 

Por otro lado, reconoció que quienes llegan a su tienda buscan confort. «Tengo probadores inmensos, la persona se prueba cómoda. Viene la señora, tiene la banqueta en cada probador. Por eso estamos levantando«. Asimismo, dijo que «lo que hoy más se vende son los vestidos, porque son frescos, además de las mallas y bermudas».

De acuerdo con lo recabado por «Crónica» en este local barrial, un pantalón de jean cotiza entre $2.900 y $8.900. Las remeras de manga corta van desde $2.900 hasta $5.900; los vestidos «frescos» para el verano oscilan entre $5.900 y $12.900 y las camisolas arrancan en $5.900 y llegan a $12.900. Por su parte, los zapatos de buena calidad alcanzan los $9.800, precio muy bajo si se compara con lo que sale un par en un centro comercial, y -por último-  las carteras de cuero van desde $5.900 hasta $11.900.

Los más pedidos

La consultora Focus Market relevó a través de un panel de 7.669 casos lo que regalarán los argentinos para esta Navidad 2021, cuál es la proyección de gasto promedio por regalo y dónde van a comprar.

«Las perspectivas de venta para las ventas navideñas son muy positivas con perspectivas de crecimiento del 12% interanual. En la proyección del lugar de compra en estas navidades, los centros comerciales a cielo abierto de calles y avenidas se llevan 36% de preferencia y participación en las compras navideñas. Luego siguen los shoppings con 29% de participación, el comercio electrónico 19%, los outlets 19%, supermercados 6% y tiendas de garaje 1%», detalló el analista económico Damián Di Pace, quien sostuvo que lo más regalado tendrá que ver con el rubro indumentaria, seguido por el de juguetes.

Los locales de ropa realizan decoraciones muy acordes a la Navidad

En el momento de pagar los regalos con tarjeta de crédito con el Plan Ahora 12, los argentinos eligen en su mayoría la siguiente financiación: Ahora 12 el 35%, Ahora 6 el 22%, Ahora 18 el 18%, y Ahora 3 el 15% de los casos.

«La variación de precios en los regalos navideños en el caso de indumentaria y calzado y juguetes, que son los que mayor participación tienen en el arbolito navideño, superan el 65% interanual en promedio. Los argentinos, a pesar de intentos de recuperación vía paritaria, aumento de planes sociales y bonos, requieren recurrir a las tarjetas de crédito con un aumento en su uso del casi 7% interanual para el mismo período en la previa a las fiestas. Es decir, es necesario financiar las compras porque con el ingreso corriente no alcanza. La proyección de gasto promedio por regalo es de $2.970″, cerró el especialista.

El país menos accesible para comprar regalos

.  La empresa británica Online Money Advisor analizó los precios de diferentes opciones de regalos navideños en todo el mundo para revelar qué países tienen más o menos capacidad económica para comprarlos. Para ello, se clasificó en un ranking a los países en función del precio del producto y se lo comparó con el sueldo promedio, con un objetivo: saber en qué parte del mundo es más fácil acceder.

.  Para el estudio se analizó el valor de los siguientes artículos: Un iPad Pro 11, un set de Legos, un oso de peluche clásico, una muñeca Barbie y un libro infantil («El Principito»). El resultado de la investigación determinó que Argentina es el país menos accesible para los regalos navideños. Al comparar los precios con el salario promedio de un argentino, un iPad significaría casi el 360% del salario promedio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.