Calzado: producción creció 51,2% por sustitución de importaciones

Fuente: Ámbito ~ La mayor protección arancelaria y las restricciones cambiarias también impulsaron una suba de 45% en el consumo doméstico. Todos los registros del sector ya superan los niveles previos a la pandemia.

La producción nacional y el consumo doméstico de calzados mostró una fuerte recuperación en los primeros siete meses de este año, con relación al mismo período de 2020 cuando se vivió el peor momento de emergencia sanitaria en el país. Así, la fabricación argentina de zapatos y zapatillas ya superó los niveles previos a la pandemia y va camino a ser la más alta desde 2017.

Según un informe elaborado por IES Consultores, en base a datos aportados por las empresas del sector, el panorama actual de la industria del calzado sería el siguiente:

Producción

En los primeros siete meses del año, la producción de calzados mostró una importante recuperación, de la mano de una mayor demanda doméstica y la sustitución de importaciones. La mayor protección arancelaria por parte del Gobierno, sumado a la escasez de divisas para las importaciones de bienes finales fueron algunos de los motivos que impulsaron la producción hacia arriba. Por otro lado, la demanda sectorial ya se encuentra por encima de los niveles prepandemia, como consecuencia del efecto de reorientación del consumo que generó la menor circulación de personas.

Entre enero y julio del corriente año, la producción logró mostrar una recuperación del 51,2% anual, para llegar a un total de 62 millones de pares, frente a los 41 millones de un año atrás. De esta manera, se espera que la producción total de calzado durante el año 2021 finalice con una expansión del 50% respecto a 2020 llegando a un nivel de 105 millones de pares anuales, el mayor desde 2017 a la fecha.

Consumo

Durante el año 2021, el consumo aparente de calzados totalizó 73,8 millones de pares, lo que implicó un fuerte incremento del 45,2% respecto a los 50,8 millones de pares del año 2020. La participación de las importaciones en el consumo aparente descendieron hasta un 16,4% entre enero y julio, por debajo de igual período del año anterior, cuando habían sido del 19,5%. Ello puede explicarse por las mayores restricciones a la importación de calzados y el impulso a la sustitución de las mismas con producción doméstica.

En cuanto al consumo por habitante, desde el año 2016 evidenciaba una marcada tendencia negativa, coincidente con el declive de la industria, la producción de calzado y el menor poder adquisitivo de la población, junto con menores niveles de empleo. Sin embargo, luego de cinco caídas consecutivas, el consumo por habitante logró marcar un fuerte repunte durante 2021. De esta manera, alcanzó las 2,8 unidades por persona, con una recuperación del 43,6%, retornando a los niveles que se habían observado durante el año 2018.

Comercio Exterior

El comercio exterior del sector es tradicionalmente deficitario, ya que necesita de importaciones para cubrir el consumo interno, así como también de insumos para la producción local de calzado, mientras que las exportaciones no representan un peso significativo tanto en el comercio exterior como en la producción.

En 2021, las exportaciones de calzado resultaron en u$s4 millones y mostraron una importante recuperación del 100% respecto a los u$s2 millones de 2020. Con respecto a las compras externas, estas también mostraron una recuperación tanto en valores como en cantidades, aunque perdieron participación en el consumo interno. De esta manera, alcanzaron los u$s216,3 millones con una recuperación del 28,6% respecto a los u$s168,1 millones de igual período de 2020. El saldo comercial fue negativo en u$s212,3 millones y resultó en un deterioro del 27,8%.

Perspectivas

Luego de la fuerte caída del sector en 2020, la estabilización del empleo y los ingresos, junto con la recuperación de la economía en general y una cuasi normalidad en la movilidad, impulsarían la demanda de calzados propiciando una recuperación sectorial.

Además, la rentabilidad ha comenzado a mejorar debido al incremento de precios por encima de la inflación, a raíz de los mayores niveles de protección comercial que serían también un factor muy importante de la recuperación esperada para el corriente año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.