Moda argentina: entre la crisis económica y la necesidad de nuevas ideas

Fuente: Perfil ~ El diseño nacional necesita hacer balance de su recorrido y “resetear” sus propuestas. Desafíos entre la inflación y la pospandemia. Lo que se vio en Designers BA.

En algún momento circulaba el chiste de que Buenos Aires tenía más Semanas de la Moda que compradores, la broma es efectiva cuando traduce una verdad, pero los cambios en la industria y en la manera de consumir hicieron que ese chiste caducara.

Hoy llevar adelante cualquier Semana de la Moda en Argentina es prácticamente una proeza, por eso la reciente edición décimo aniversario de Designers BA no es poca cosa. La Semana que convoca a nombres consagrados llegó no sin esfuerzo a cumplir el objetivo de permanecer en un panorama local bastante complicado en el que la moda, paradójicamente, parece no estar de moda.

Chain

Con BAFWEEK en pausa hasta la primavera, el rebrote de COVID tocando la puerta y una fecha tardía para presentar la temporada, Designers apostó por un formato híbrido con amigos de la casa, que vienen acompañando desde hace tiempo la iniciativa de Guillermo Azar.

Otros habitués como Pablo Ramírez, Kostüme o JT no fueron de la partida. Y en ese repaso de nombres surgen recuerdos de otras ediciones, como aquella en la que Bandoleiro instaló un toro mecánico con modelos vestidos de cowboys en una especie de enloquecido “Secreto en la Montaña” o cuando Emilse Benítez abrió su colección con una dominatrix a puro látigo. Hoy esos riesgos serían impensados, el miedo a perder los pocos sponsors que quedan, en un negocio que se ha ido achicando a paso acelerado durante los últimos años, repele cualquier intento de innovación. Y ahí justamente está la trampa.

Natura maquillaje

En ese sentido la moda y el cine argentino se parecen bastante, después de Lucrecia Martel, Pablo Trapero o Damián Szifron no hubo un recambio generacional sostenido y en el diseño local tampoco. El relevo para Martín Churba, Jessica Trosman o Pablo Ramírez todavía está en camino, es como ese delivery que dice “ tu pedido ya salió hace media hora” pero la pizza nunca llegó a casa. La moda argentina actual se enfrenta a su máximo desafío que es refrescar las referencias, reiniciar el sistema con nuevos nombres, más trabajadores que mediáticos.

La historia 

La crisis del 2001 produjo una generación de diseñadores de indumentaria que se entregó a la imaginación. Hoy la hiperconectividad y el poder de las redes cambiaron radicalmente el objetivo. La tensión entre el lujo extremo post pandémico, ese ansia de fiesta desenfrenada de posguerra que se ve en “red carpets” y colecciones europeas, convive con un público enorme que consume en ferias barriales, marcas económicas de fast fashion o en la calle Avellaneda. En la Argentina actual, Zara es un lujo para pocas ocasiones. Como ocupar ese espacio entre la ilusión de la moda y la realidad del bolsillo es un enigma.

Tramando

Reiniciar implica probar y en Designers se hicieron diversas apuestas. Tramando presentó “Besos cobardes”. La etiqueta de Martín Churba, referente indiscutido actualmente dedicado al arte textil junto a otra pionera, Jessica Trosman; confía desde hace algunas temporadas en el joven diseñador Bob Honors, quien comanda una propuesta cercana al adn de la marca con una bajada menos “arty” y más usable.

Tramando busca conquistar a nuevas generaciones leyendo tendencias globales instaladas hace tiempo como el “oversize”, los metalizados retro futuristas o la superposición de prendas con un guiño propio. Está en la búsqueda y eso siempre es bienvenido.

Fabián Zitta

Previo al desfile pudo verse una performance patrocinada por Natura, sponsor principal del evento que no terminó de cuajar. Hace unos años cierta “insider” del mundillo de la moda local pidió originalidad en la pasarela y un célebre productor le respondió “no te quejes de los desfiles que van a llegar las ‘perfos’ y ahí te quiero ver”. Tenía razón.

Lucía Chain hizo una presentación virtual desde la región italiana de Piemonte, en la que indagó acerca de la vuelta al origen. Resetear, en su caso, implica volver a la naturaleza y encontrar las propias huellas. Chain es uno de los pocos nombres sub 40 que se ha ganado un lugar preponderante dentro de una generación que eleva la sustentabilidad como bandera, pero a la que cuesta lograr un concepto de marca que escape al mero rejunte de prendas. Las siluetas holgadas, los tintes naturales y el contacto con el paisaje son las claves que sigue indagando.

Por su parte Nous Etudions entregó una presentación via Tik Tok que siguió el desarrollo de su cápsula en colaboración con Desserto Pelle , desarrollo de cuero vegano altamente sostenible fabricado con Nopal , un cactus mexicano.

Fabián Zitta celebró sus dos décadas en la moda con una propuesta tradicional destinada a su público fiel. Desfile como los de antes en la Mansión del Four Seasons, reversionando todos sus grandes éxitos para la hinchada. No faltaron los plisados, cierta sastrería severa y su característico “corte a regla”. No faltaron corsés y arneses en cuero de oveja para bajar el target etario del “pret a couture”, una tarea nada sencilla. Vender es una parte muy importante de la ecuación, quien lo desmienta está equivocado.

Chain

Y en ese sentido Evangelina Bomparola quizás sea la que mejor encontró el camino de trabajar para su clientela sumando una vuelta de tuerca. Acompañada por Automartin realizó una experiencia de la realidad virtual donde los espectadores, ataviados con anteojos 3D, podían optar por su propio final de colección, una especie de “Elige Tu Propia Aventura” envuelta en seda. En el camino no perdió su impecable sastrería, la devoción por géneros de calidad y el arrojo por el color para romper sutilmente las estructuras tradicionales de las que nunca reniega. Mover algo sin que se caiga todo.

Generar conversación en redes es el otro objetivo a trabajar en la moda nacional. En ese sentido BAFWEEK supo sacar provecho de su alianza con Flow: la gente vio, criticó, festejó y opinó sobre los contenidos en la comodidad de su casa. La industria audiovisual rige el mundo, si no piense cuantas plataformas paga por mes.

Quizás es un momento para que triunfe el ingenio. Algo nuevo, algo viejo, algo prestado. Seguiremos casadas con la moda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.