La inspiradora historia de Grimoldi, la empresa familiar que calzó a generaciones de argentinos

Fuente: IProfesional ~ Grimoldi es una de las marcas más conocidas de calzado en el país. Esta es la historia de la empresa y de la familia que la fundó

Fue el año de la reconciliación. En 1860, Buenos Aires se unió al resto de las provincias para conformar la República Argentina. Habían pasado cincuenta años de marchas y contramarchas desde la Revolución de Mayo. Por fin se iniciaba un camino en armonía. Ese año arribó al país un joven oriundo de Como, Italia. Tomaso Grimoldi tenía 18 años y en poco tiempo desarrolló su talento como zapatero remendón. Instalado en la calle Piedad 1110 (hoy Bartolomé Mitre) y asociado con Cayetano Rimoldi y Martín Nillergi, también italianos, se ocupó de los zapatos de los vecinos. El negocio iba tan bien, que en 1868 sumaron a un aprendiz de once años: Luis Grisetti.

Ese año, Tomaso –ya convertido en Tomás–, se casó con Ángela Rimoldi, hermana de su compañero.

Fueron naciendo los ocho hijos. Celestina, Juana, Alberto, Enrique, Luis Alfredo, Ana, Amelia Ángela Raquela y Miguel Rodolfo. Desde chicos, los varones fueron ejercitados en los secretos del oficio. El aprendiz Grisetti también era considerado de la familia. Más aún cuando en 1888, a los 31 años, contrajo matrimonio con Celestina Grimoldi.

En 1895, mientras el padre disfrutaba de rentas, luego de años de trabajo de lunes a lunes, los varones (Alberto, Luis y Enrique), más el cuñado Luis, crearon Grisetti y Grimoldi Hnos., que funcionó en un local ubicado en Ombú (Pasteur), entre Piedad y Rivadavia.

Los factores que hicieron despegar a la marca

Hasta la primera década del siglo XX, la empresa tuvo una evolución continua. Más allá de la coyuntura favorable del país, que para ese entonces crecía a un 6% anual, hubo dos factores que fueron determinantes en el desarrollo de la empresa.

La promulgación de la Ley 1420 de Educación Común estableció la obligatoriedad de la formación primaria. Los niños comenzaron a asistir masivamente a las escuelas y necesitaron calzado adecuado. Con el tiempo, los zapatos escolares de Grimoldi se convirtieron en un clásico como luego fueron los Kickers y los populares Gomicuer, cuya goma indestructible soportaba horas de picaditos en los recreos.

En segundo lugar, los médicos recomendaban los zapatos de la marca Grimoldi para corregir defectos del pie de los chicos. De todas maneras, el envión externo que recibió la compañía no habría servido de mucho sin la fuerte inversión que hizo Alberto Grimoldi en maquinarias para calzados, tecnología de punta para la fabricación de hormas propias y selección de curtiembres a tono con la calidad de los zapatos.

En 1906 Luis Grisetti dejó la compañía. En los años 20, Grimoldi Hnos. volvió a apostar por la innovación. Crearon “la marca del medio punto”, frase que registraron y que indicaba una manera de medir calces por medio centímetro en lugar de tres cuartos de centímetros.

A lo largo de los años, Grimoldi siempre mantuvo una fuerte presencia en el ámbito del calzado escolar.

A lo largo de los años, Grimoldi siempre mantuvo una fuerte presencia en el ámbito del calzado escolar.

En la década del 30, la empresa, que hasta el momento sólo actuaba como proveedora de terceros, realizó un cambió fundamental en la forma de comercialización: inició la exposición y venta directa al público. En épocas de esplendor, el local de Florida y Corrientes llegó a vender mil pares de zapatos diarios.

Un hecho notable ocurrió por aquellos años en que los Grimoldi optaron por el mercado minorista. Alberto decidió viajar a Alemania a visitar la cadena de zapaterías Leiser con el fin de conocer los detalles de la venta al público. Cuando la persecución nazi hacia los judíos en Alemania se hizo intolerable, y ante la posibilidad de que se le confiscara todo, la familia Leiser, dueña de aquella cadena de zapaterías, envió su dinero a la Argentina. Más precisamente, se lo confiaron a Alberto Grimoldi. Cuando concluyó la Segunda Guerra Mundial, Alberto facilitó la entrada de los Leiser a la Argentina y devolvió, tal como les había prometido, todo el dinero que habían enviado antes del exilio.

Una nueva denominación tuvo en los años 40: Alberto Grimoldi – Fabricación de Calzados.

En ese tiempo la compañía estaba en el podio de la producción de zapatos. Alto vuelo para los descendientes de Tomás, aquel zapatero de la calle Piedad, quien trabajó con ahínco y sin imaginar que, gracias a sus hijos, el apellido terminaría designando a la empresa de calzado más importante de América Latina.

Grimoldi se mantiene como una de las marcas más prestigiosas de calzado.

Grimoldi se mantiene como una de las marcas más prestigiosas de calzado.

Prestigio y tradición familiar

A partir de la muerte de Alberto Grimoldi en 1953, la firma quedó en manos de varios primos. Su hijo homónimo se retiró de la empresa para volver en los 80 y preservar el patrimonio familiar. En aquellos años, un estudio de mercado reveló que la marca Grimoldi era prestigiosa y que su producto se consideraba calzado de calidad, pero aburrido.

El rediseño se puso en marcha. Y no solo eso. Como aguijoneados por los resultados, llevaron adelante una campaña memorable en 1967, cuando expusieron para la venta en sus principales locales los coloridos zapatos Por Art flúo de doble plataforma (14 cm.) creados por Dalila Puzzovio, del Instituto Di Tella. Si hubo revoluciones del calzado, sin dudas la del 67 está en la lista porque llenó de colores el mercado.

Desde 1985 la compañía se denomina Grimoldi S.A. y se mantiene dentro de la familia. Ya es una empresa de cuarta generación en la Argentina y con un sello de prestigio que reconocen, en todas las latitudes, los principales competidores del mundo del calzado.

¡Volvieron los zapatos náuticos!

Fuente: Rosario3 ~ El cambio de zapatillas por náuticos ya es un hecho, y los grandes referentes de la moda lo hicieron saber

Las tendencias de las últimas temporadas revelaron que los zapatos podrían convertirse en las nuevas zapatillas. Eso sí, no cualquier zapato. Si bien existen algunos modelos acordonados, los mocasines vienen ganando terreno y, así también, los náuticos.

Estos zapatos de principios de siglo XX supieron escalar hacia lo alto con la popularización de los deportes náuticos en las clases altas de la sociedad. Uno de los apasionados por la navegación de aquel momento, Paul Sperry, aseveró que las suelas de este calzado eran muy resbaladizas y, tras pasear a su perro y observar cómo hacía para equilibrarse sobre la nieve y el hielo, se dispuso a simular las “almohadillas” de las patas del can.

Así fue que Sperry potenció la tracción del calzado náutico, creando el primer modelo de los que actualmente se comercializan, y que se ubican entre las zapatillas y los zapatos de vestir.

Con la influencia de la cultura americana, ya se conocieron mundialmente el estilo preppy (como usan en la serie ‘Gossip Girl’) y se fue avanzando hasta el streetwear actual. Los expertos en moda traen al 2021 esa estética deportiva combinada con medias blancas para completar outfits compuestos por vaqueros, pantalones chinos, bermudas, y sudaderas/buzos, bombers o sobrecamisas multibolsillos.

Zapatos con taco para varones: una tendencia que crece

Fuente: PErfil ~ En los últimos tiempos la moda se transformó en un hecho social que incluye a todas las personas y de a poco, los prejuicios se pierden. Esto es lo que ocurre con los zapatos de taco para hombres. Si bien al principio solo los utilizaban los hombres Crossdresser, aquellos que disfrutan vestirse de mujer por un período de tiempo y por las drag queens que son personas que se montan y se transforman en una persona nueva.

Pero ahora el uso de tacos en varones se extendió a todos aquellos que quieran llevarlo. De hecho muchas marcas locales sumaron estos modelos en sus colecciones y algunas incluso ya realizan líneas sin género. 

En este sentido, la diseñadora de zapatos, Julieta Erdocia explica: “Me parece que los tacos se usan para estilizar y por qué los hombres no pueden utilizarlo. Estamos en un momento en el que de a poco se quita el sexo a las prendas. Por ejemplo yo diseñé unos mocasines geométricos con una horma de hombre, porque me gustaba sumar esa masculinidad al zapato, pero en su concepción no los pensé sin género pero se transformaron de manera autónoma en genderless. Más allá de que no es un taco tan alto, ya que solo tiene unos cinco centímetros, el hecho de que muchos hombres me lo compren me parece que está buenísimo. Eso muestra como se están rompiendo los paradigmas”

Zapatos con taco para varones

Y agrega: “El problema en Argentina es la cantidad de insumos disponibles para producir ese tipo de calzado. En mi caso particular puedo hacerlo porque me fabrico mis propios tacos, pero no hay insumos para esos talles. Hay que traerlos de afuera o mandar a fabricar en cantidades que muchas veces resulta imposible para marcas chicas”

Shakira vuelve a llevar ESAS botas blancas que no dejaremos de ver

Fuente: CIC ~ La cantante colombiana ha repetido unas botas blancas que ya habíamos visto en ella previamente, confirmando la tendencia de este calzado para el verano.

A lo largo de su carrera, Shakira ha encontrado la fórmula de expresar su estilo a través de prendas, accesorios y zapatos que hablen su personalidad, sin dejar de estar cómoda, siempre recuperando esa esencia de rockstar latina que la caracteriza. Ahora, nuevamente nos muestra uno de esos atuendos infalibles que, de hecho, ha lucido anteriormente y cuyo highlight se encuentra en sus zapatos.

La intérprete de ‘Antología’, estuvo presente en el evento virtual Global Goal Citizen, una reunión digital de diversos artistas para recaudar fondos para personas de escasos recursos afectadas por la pandemia de Covid-19. Durante su participación, en la que interpretó su éxito ‘Sale el sol’ desde un rooftop en Barcelona, usó un atuendo con un top de estampado animal print, unos skinny jeans rotos y unas botas en color blanco.

Se trata de un look muy parecido a otro que ya habíamos visto con anterioridad en la cantante colombiana: el que llevó en la rueda de prensa previa a su participación en el Super Bowl. Esta vez, repitió su truco de estilo distintivo en las roturas de sus pantalones ceñidos y volvió a llevar esas botas que, desde aquel entonces, supimos que serían tendencia. El modelo que Shakira llevó, son las ankle boots de la firma estadounidense Kenneth Cole, un diseño en color blanco, de puntas y con un tacón chunky negro a juego.  

Las botas blancas, desde hace un par de años, son una obsesión entre las prescriptoras de estilo. Ese contraste entre el blanco impoluto y el resto de los colores de un atuendo puede llegar a generar controversia, pero lo cierto es que no hay it girl que no las haya llevado en múltiples combinaciones: con jeans (como Shakira), faldas y vestidos midi, minifaldas, culottes… parece que para este calzado no hay reglas escritas. Y es que en los años sesenta (una década en la que vimos su previo auge) se llevaban con vestidos cortos, pero en 2020, se llevan con lo que quieras y son una apuesta infalible para capturar miradas.

Recuerda que un buen tip de estilo para llevar estas botas con jeans como Shakira, es doblar el ruedo de tus jeans para dejar una breve sección de piel al descubierto arriba de tus tobillos. Es un truco que te ayudará a ganar altura y alargar tus piernas.