Hot Sale 2021 ya tiene fecha confirmada: ¿cuándo será y qué novedades tendrá?

Fuente: La Voz ~ Ya está abierta la inscripción para empresas que busquen sumarse y llega con novedades, en medio del crecimiento sostenido del e-commerce

Durante 2020, y en el marco de la fuerte aceleración que logró la venta digital en el marco de pandemia, las promociones tradicionales del e-commerce (Hot Sale, Cyber Monday) lograron sumar a 300 nuevas empresas participantes y a miles de consumidores.

Se viene un nuevo Hot Sale

La Cámara Argentina de Comercio Electrónico (Cace), organizadora del evento digital, reveló la fecha de la primera de esas exitosas efemérides este año: el Hot Sale será el 10, 11 y 12 de mayo.

Gustavo Sambucetti, director institucional de Cace, reveló que ya se encuentra abierta en la web oficial de Cace la inscripción para empresas que quieren ofrecer sus promociones como miembros del evento. El 13 de abril cierra el proceso.

El ecommerce salvó a muchas empresas en medio de la pandemia

“Tendremos nuevas categorías como emprendedores y de servicios, entre muchas otras novedades”, señaló. De la edición 2020 participaron 702 empresas que vendieron 6,2 millones de productos en tres días. En todo ese año, la participación de empresas cordobesas en estas promociones masivas registró un alto crecimiento.

En el Cyber Monday, última efeméride de 2020, protagonizaron un verdadero “boom”: se sumaron 56, un 47 por ciento más que las 38 que se habían enrolado an el Hot Sale, cifra que ya implicaba un salto del 35 por ciento respecto de ese evento en 2019. 

Otro dato que habló del avance cordobés fue que las marcas radicadas en la provincia equivalieron al 62 por ciento del total de participantes del interior del país (con base fuera de Buenos Aires): 56 sobre un universo de 161.

Crecimiento del eCommerce

La Argentina registró en 2020 el mayor crecimiento a nivel global en penetración de comercio electrónico, con un incremento anual de 79% en sus ventas en línea y una facturación diaria promedio de $89,2 millones, según un informe elaborado por la plataforma de diseño de sitios web de comercios, Tiendanube.

Argentina registró una explosión de compras online

Argentina registró una explosión de compras online

“La Argentina se convirtió en el país que registró mayor crecimiento a nivel global, con un incremento anual del 79% en sus ventas online”, aseguró Gonzalo Latugaye, director de TiendaNube.

Latugaye resaltó que “el año pasado se duplicó el comercio electrónico en la región y la Argentina es el país que más creció durante 2020”. El e-commerce alcanzó el año pasado un promedio de facturación diaria de $89,2 millones en el país, cifra que representó un incremento del 557% respecto del 2019, de acuerdo al informe.

El boom del comercio electrónico: creció 124% y sumó más de un millón de compradores en 2020

Fuente: BAE Negocios ~ La mitad de los consumidores post-pandemia ya son usuarios regulares. Aumentaron 84% las órdenes de compra. Siete de cada diez empresas considera que este año les irá todavía mejor.

Si el 2020 fue el año del teletrabajo y los zoompleaños, también fue el año en el que todos compramos online. El ecommerce aceleró el paso en la senda de crecimiento que venía recorriendo y dio un gran salto.

El comercio electrónico en Argentina creció durante 2020 un 124% respecto al año anterior y registró una facturación de $ 905.143 millones de pesos . Cifra this oleada del Estudio Anual de Comercio Electrónico en Argen tina Que Realiza por décimo año Kantar Insights Para La Cámara Argentina de Comercio Electrónico.

Nuevas categorías en alza, consumidores debutantes y exigentes, la presencia cada vez más fuerte de las redes sociales como canal de información sobre productos, el móvil como pieza fundamental e integración del off-line y online para una experiencia más satisfactoria son algunas de las tendencias comentadas desde la institución.

Con el empujoncito de la pandemia, en 2020 fueron vendidos 251 millones de productos , un 72% más que en el año anterior, a través de 164 millones de órdenes de compra (un 84% más que en 2019). El boleto promedio de compra fue de $ 5.519. Se sumaron 1.284.960 de nuevos compradores.

El esfuerzo de las empresas por readaptarse y dar respuesta a la demanda redundó también en la incorporación de personal: el 85% de las empresas incorporó o reasignó cinco empleados en promedio a este fin.

La gran pregunta en el sector es si estos números deslumbrantes van a seguir. Uno de los datos alentadores es que más de la mitad de los compradores (68%) post-pandemia ya son usuarios cotidianos o regulares. Seis de cada diez compran algún producto al menos una vez por mes. “El canal online fue un salvavidas en la pandemia . Esta experiencia les llegó ver a los consumidores las grandes ventajas que también tiene para sus compras ”, comentó Julieta Dejean, CX & Commerce Leader Kantar Insights, durante la presentación del estudio.

Consumidores y categorías

Indumentaria y artículos deportivos, indumentaria no deportiva y alimentos y bebidas integran el top 3 de las categorías más populares. Alimentos y bebidas escala 7 posiciones en el año de la pandemia. Educación (cursos virtuales) es un de los rubros que antes estaba lejos de la cima y pasó a integrar la lista de los diez más demandados. En tanto, el que salió, por supuesto, fue Turismo y viajes.

En cuanto al consumidor, el informe describe algunos de los rasgos predominantes: un aumento del público de ingreso medio y medio bajo (el mobile y las nuevas herramientas de pago son claves en ese sentido para la inclusión financiera), crecimiento en la franja de entre 18 y 20 años junto con mayores de 45 y tienen como rasgo mayor exigencia al ser nuevos y estar calibrando todavía la experiencia del comercio electrónico. En ese sentido, el costo de entrega es señalado como una de las barreras o desventajas, mientras que entre los atributos del canal mencionan la posibilidad de encontrar productos rápidamente.

La tarjeta de crédito sigue predominando como medio de pago y el envío a domicilio (56%) desplaza al retiro en el punto de venta (35%), en buena parte por las circunstancias de la pandemia. El móvil se consolidó no sólo en la compra sino en la búsqueda (suba de 49%) y comienzan a aparecer en ese sentido también las redes sociales .

El entusiasmo efervescente del sector se pone en evidencia en un dato: el 67% de las empresas considera que en 2021 les irá mejor que en 2020. En tanto, nueve de cada diez compañías dicen que el año pasado les fue mejor que el anterior.  

“Hay un consumidor nuevo. Es el que se vio forzado por necesidad a entrar al comercio electrónico. Creo que hicimos las cosas bien porque el nivel de adopción es alto. Es mucho más demandante en tiempos de entrega y demás. La recomendación a las empresas: mantenerse flexible, entender por dónde vienen los cambios y adaptarse porque los cambios van a seguir ”, destacó Gustavo Sambucetti , Director Institucional de CACE .

La Argentina registró en 2020 el mayor crecimiento global en comercio electrónico

Fuente: Télam ~ La Argentina registró en 2020 el mayor crecimiento a nivel global en penetración de comercio electrónico, con un incremento anual del 79% en sus ventas en línea y una facturación diaria promedio de $89,2 millones, de acuerdo con un informe privado.

“Argentina se convirtió en el país que registró mayor crecimiento a nivel global, con un incremento anual del 79% en sus ventas online”, afirmó el director de marca de TiendaNube, Gonzalo Latugaye, en la presentación del informe anual de la compañía.

Precisó que “el año pasado se duplicó el comercio electrónico en la región y Argentina es el país que más creció durante el 2020”.

El comercio electrónico alcanzó el año pasado un promedio de facturación diaria de $89,2 millones en la Argentina, lo que representó un incremento del 557% respecto del 2019, según se informó.

“Este dato surge del relevamiento que reúne las estadísticas de ventas de más de 40.000 empresas que usan la plataforma de TiendaNube en la Argentina”, agregó la responsable de comunicación Victoria Blazevic.

Las cifras oficiales de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico se difundirán hacia fines de febrero, como todos los años.

El incremento está justificado por la “necesidad” impuesta por la pandemia de coronavirus y las medidas de aislamiento social.

Consultados por la inversión realizada, ambos ejecutivos remarcaron que la plataforma tenía 150 empleados a principios del 2020 y actualmente “casi 400” sólo en la Argentina, donde fortalecieron especialmente “los equipos de desarrollo y programación así como el área de atención, para responder a las demandas y necesidades de los clientes que formaron su primera tienda en línea”.

El año pasado a nivel global el comercio electrónico facturó US$4,2 billones, 27,6% más que en el 2019,.y la proyección para este año prevé un incremento de US$4,9 billones.

América Latina fue una de las regiones del planeta que más creció alcanzando el 36,7% respecto de 2019.

Botines futuristas: un diseñador elaboró un prototipo y sueña con que Tesla los haga

Fuente: La Nación ~ La firma Teslaes conocida en el mundo por la fabricación de automóviles eléctricos, pero eso no le impide explorar otro tipo de actividades que le puedan generar ingresos, de acuerdo con la visión de su creador, Elon Musk. Ahora, un diseñador se animó a pensar cómo serían unos botines futuristas y, aunque no hubo contactos con la empresa, tiene todas las intenciones de acercarles el proyecto.

Primero, cabe recordar, que Tesla incursionó en el deporte con la fabricación de tablas de surf. Ahora, Hussain Almossawi, un diseñador que ya trabajó para firmas consagradas en el fútbol como Adidas y Nike, se inspiró en Tesla para crear un prototipo de unos botines para alto rendimiento.

Originalmente de color blanco, tienen una tela que reacciona a la luz en los costados y en la parte posterior, lo cual hace que tengan unas líneas brillantes en los costados, en la que se destaca ampliamente el logo de Tesla.

Pero no solo eso brilla en el diseño de este calzado. Los tacos de los botines también, lo cual los hace muy vistosos, especialmente en la oscuridad y a la hora de gambetear.

El diseño de Almossawi contempla una amplia gama de colores para estos zapatos, que por ahora son solamente un prototipo y del cual aún no se sabría cuál podría ser su precio en caso de salir a la venta.

Cabe recordar que unos botines de alto rendimiento, en las marcas más reconocidas del mercado, pueden llegar a costar entre 250 y 300 dólares.

¿Cómo potenciar las ventas online de tu negocio en 2021?

Fuente: Locally – ¿Cómo potenciar las ventas online de tu negocio en 2021?

Calendario E-Commerce

Está comprobado que la planificación previa en el E-Commerce es una pieza clave para lograr mejores resultados. Cuanta más anticipación haya a la hora de lanzar una campaña, más tiempo tendrás para armar los contenidos, trabajar los diseños y activar la pauta, entre otras cosas, para llegar al target deseado – con el plus de estar un paso adelante de la competencia.

Lo mismo pasa cuando una empresa, negocio o emprendimiento debe armar su plan de Marketing anual, y en este sentido, existen algunas fechas especiales que no deberían dejar pasar. En este sentido, consultamos a Way2net, la reconocida agencia de Marketing Digital ubicada en la Bahía Grande  de Nordelta, quien nos dejó este Calendario dE-Commerce de las principales fechas clave con el fin de que puedas prepararte y optimizar tus ventas online:

  • 14 de febrero: San Valentín

Día ideal para los enamorados, que acostumbran a comprarse regalos mutuamente y además salen a disfrutar de una cena romántica. La gastronomía se destaca por sus promociones imperdibles así que si este es tu rubro, abrí ya tu agenda de reservas!

  • 8 de marzo: Día de la Mujer

En esta fecha se agasaja a aquellas mujeres que acompañan tu vida, como por ejemplo: esposa, novia, madre, hija, suegra, etc. Los regalos van desde ramos de flores hasta carteras, pasando por días de spa, según el presupuesto de cada uno.

  • Mayo: HOT SALE

Es la acción más importante de venta online que se lleva a cabo en nuestro país. Muchas marcas se suman a esta acción con grandes descuentos y promociones. Es una iniciativa organizada por la Cámara de Comercio Electrónico (CACE https://cace.org.ar/)

  • 20 de junio: Día del Padre

Es la única fecha del año que tiene al hombre como protagonista principal así que por lo general se invierte un buen presupuesto en el regalo. Los rubros más beneficiados son: indumentaria, calzado deportivo, tecnología, relojería, vinotecas y perfumería, entre otros.

  • 20 de julio: Día del Amigo

En este día, se buscan opciones de regalos más económicos porque generalmente el interesado tiene que comprar varios regalos. Su decisión de compra se inclina por: accesorios de belleza para mujer, elementos de consumo como botellas de bebidas alcohólicas, picadas y sobre todo experiencias para compartir, por ejemplo, si son grupos de chicas eligen los spa o clases de make up, y si son grupos de hombres prefieren las cenas entre amigos.

  • 15 de agosto: Día del Niño

Día especial para el mundo infantil, el cual puede abarcar al rubro indumentaria pero mayoritariamente se destacan las jugueterías y artículos de tecnología, como juegos de PlayStation, tablets o celulares para los adolescentes.

  • 4 de septiembre: Día de la Secretaria

Para premiar y agasajar a esas personas que están siempre al pie del cañón y nos hacen nuestro día a día más fácil. Los rubros que más se benefician en esta fecha son florerías, regalerías, chocolaterías y perfumerías.

  • 17 de octubre: Día de la Madre

Fecha ideal para demostrarle a mamá todo lo que la queremos. Por supuesto, las protagonistas son las marcas que apuntan a un target femenino como tiendas de indumentaria, carteras, zapatos, chocolaterías, florerías y perfumerías. También está muy en auge regalar experiencias como un día de spa, masajes o tratamientos de belleza.

  • Noviembre: Cyber Monday y Black Friday

Luego del Hot Sale, son los eventos virtuales más esperados del año por sus grandes descuentos y promociones en lo que concierne a la venta online. Aquí no se busca tanto regalar sino comprar para uno mismo, su casa o su grupo familiar. Los protagonistas son Mercado Libre y las empresas de electrodomésticos o tecnología.

  • 25 de diciembre: Navidad

Otra de las fechas más esperadas por el mundo de los negocios porque engloba a todos los rubros y targets. Generalmente se destina un buen presupuesto para cada regalo, sobre todo cuando se trata del grupo familiar.

“Estas son algunas de las fechas más importantes pero siempre hay motivos para celebrar o atraer a los clientes nuevos.. Muchos rubros como el de gastronomía y muchos productos específicos pueden aprovechar todas estas fechas y tener la excusa perfecta para lanzar promociones y recibir a quienes desean celebrar. Y por último, como agencia experimentada en el E-Commerce, recordamos que es esencial acompañar cualquier promoción o campaña con una buena pauta publicitaria online” comenta César Fernández, Socio Director de Way2net.

El futuro llegó: el modelo que anticipa cómo será ir al shopping

Fuente: La Nación ~ Alibaba controla más del 60% de las operaciones de comercio electrónico en China y ahora busca crecer a nivel internacional 

Casi todo el mundo en China conoce a “Austin” Li Jiaqi. El “hermano del lápiz labial”, de 28 años, comenzó a ofrecer productos de maquillaje en Nanchang, una ciudad del sudeste que cuenta con 5 millones de habitantes, ahora los vende a millones de personas por transmisión en vivo en Taobao -el sitio que forma parte de Alibaba, el mayor minorista de Internet de China- y alguna vez llegó a colocar 15,000 barras de lápiz labial en cinco minutos. Muchos chinos también reconocerán a Chen Yi, apodada “Little Monster”, una vecina de 24 años de la ciudad costera de Qingdao que vende protector solar, snacks y mucho más a sus 20.000 seguidores en WeChat, una aplicación de mensajería omnipresente: un buen complemento para su trabajo diario como moza. Más oscuros pero no menos emprendedores, los agricultores y pescadores muestran jugosas manzanas o langostas premiadas en videos cortos, un espectáculo digital acompañado de nuevas redes de entrega que permiten a los habitantes de la ciudad adquirir los alimentos.

Estas son algunas de las caras, pintadas de labios, protegidas contra el sol, desgastadas por la intemperie o enmascaradas, que han contribuido a impulsar una explosión del comercio electrónico en China. En videos rápidos o en eventos de varios días de duración, parpadean a través de cientos de millones de pantallas de teléfonos inteligentes en un ciberbazar que en 2019 era casi el doble del tamaño de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Japón y Corea del Sur juntos, y que sigue creciendo más rápido

A medida que las compras online se han disparado, incluso antes de que el Covid-19 agregara combustible adicional, las empresas chinas de Internet han ideado nuevas formas de involucrar a los consumidores. A diferencia de Taobao, las nuevas empresas aún no generan ingresos. Pero están creciendo rápidamente. Las empresas tecnológicas chinas están invirtiendo fortunas en ellos. Parte de este capital fluye directamente hacia atrás como subsidios para atraer a compradores y vendedores a las plataformas, lo que claramente no puede continuar para siempre. Pero la efervescencia llegó para quedarse, y los occidentales apenas comienzan a darse cuenta. “Si quieren ver el futuro, miren a China”, instruye a sus ejecutivos Mark Schneider, director ejecutivo de Nestlé, la empresa de alimentos más grande del mundo. Lubomira Rochet, directora digital de L’Oréal contrasta la vitalidad ascendente y “centrada en el consumidor” del comercio electrónico chino con el enfoque descendente “impulsado por la tecnología” de Occidente.

Contexto diferente

Algunos ejecutivos de tecnología occidentales minimizan la experiencia china como una función no de la creatividad y la iniciativa, sino de las fuerzas estructurales. Citan la mayor participación de China en el comercio electrónico en dispositivos móviles: 90% frente al 43% en Estados Unidos. Otros lo atribuyen a un mercado concentrado, donde las tres principales empresas, Alibaba, JD.com y Pinduoduo, representan más del 90% de todas las ventas de mercancías digitales, una situación que está empezando a preocupar al gobierno chino, que en diciembre 24 anunció una investigación sobre Alibaba. En Estados Unidos, Amazon, y sus dos principales rivales, Shopify y eBay, representaron menos del 50%.

Sin embargo, una encuesta sobre el comercio electrónico chino revela un dinamismo genuino. No es solo Alibaba quien está corriendo. En unos años, Pinduoduo ha capturado el 14% del mercado, ayudando a recortar la participación de Alibaba del 67% al 61%, y obligando al gigante a moderar la “tasa de aceptación” que cobra a quienes venden a través de sus plataformas. Las empresas digitales de otras industrias están entrando en escena, incluidas Meituan, que comenzó en la entrega de alimentos, y ByteDance, que es propietaria de TikTok y su primo chino de videos cortos, Douyin. Los recién llegados aportan el tipo de entusiasmo a las compras online en China que caracterizó el auge del consumidor estadounidense de las décadas del ’50 y ’60.

De hecho, para comprender la evolución del comercio electrónico chino, lo mejor es retrotraerse al nacimiento del consumismo del siglo XX en Estados Unidos, que surgió alrededor de tecnologías superpuestas. El auto llevó a la gente a los suburbios, dando lugar al centro comercial, un lugar no solo para comprar, sino que también funcionó como punto de encuentro y diversión. Aunque la radio y la televisión jugaron un papel, a través de la publicidad, las piedras angulares del comercio minorista occidental fueron, y siguen siendo, ladrillos y cemento. Según la consultora Bain Estados Unidos tiene 3,3 veces más m2 comerciales por persona que China. La firma Bernstein, calcula que los 330 millones de habitantes de Estados Unidos tienen 30 veces más centros comerciales que 1400 millones de chinos.

Las mejores tiendas de Occidente son tan deslumbrantes como un pedido en Amazon es monótono. También representan inversiones heredadas que los minoristas no quieren socavar. Como resultado, ni los comercios minoristas ni sus clientes han tenido muchos incentivos para evitarlos, al menos antes del Covid-19.

No es así en China. Como todos los demás en el mundo, los chinos todavía compran la mayoría de las cosas en tiendas físicas. Sin embargo, especialmente fuera de las grandes ciudades, muchas de estos comercios están en mal estado. Algunos venden productos falsificados. Así que la naciente clase media china, armada con teléfonos inteligentes e Internet de banda ancha, encuentra que las compras online son más gratificantes y cómodas que en Occidente, dice Marc-André Kamel de Bain. Una alta densidad de población hace que la entrega sea más barata para los consumidores.

El resultado es una mezcla de tiendas, lugares de entretenimiento, patios de comidas, salas de juegos y lugares de reunión que replica el centro comercial estadounidense del siglo XX en forma digital, y vínculos híbridos de lo virtual con lo físico. Los videos muestran algo hecho a mano. Los influencers llaman la atención sobre cómo se usa el artículo. Los amigos lo recomiendan (o no) en las redes sociales. Los compradores se unen a otros internautas para adquirirlos al por mayor con descuento. Y las retransmisiones en directo convierten todo el proceso en entretenimiento.

Los pilares

El primer pilar de esta nueva arquitectura minorista es el social commerce, basado en tres tecnologías relacionadas: transmisión en vivo, video de formato corto y redes sociales. El mayor transmisor en vivo es Taobao Live de Alibaba. En solo 30 minutos de preventa para el Día de los Solteros, la respuesta de China al Black Friday, registró ventas por valor de US$7500 millones, casi tanto como se cree que Amazon vendió en su “Prime Day” en octubre (que en realidad duró 48 horas ). En junio, Douyin creó su propia plataforma de compras, ya que anteriormente había organizado transmisiones en vivo en las que personas como Taobao se asociaron con influencers para vender productos.

La agencia calificadora Fitch estima que el mercado minorista de transmisión en vivo se acercó a 1 billón de yuanes (US$153.000 millones) en 2020, el doble de la cantidad del año anterior. Kuaishou, el rival de los videos cortos de Douyin, espera que el valor bruto de los bienes vendidos en transmisiones en vivo aumente del 4.2% de las ventas online en 2019 a casi 25% en 2025.

La transmisión en vivo se ha disparado a medida que el Covid-19 confinaba a los chinos en sus casas, mientras que muchas alternativas cautivadoras, como Netflix, seguían prohibidas en el país. Para las personas con salarios relativamente bajos, los descuentos en algunos de los productos valen la pena pasar tiempo pegados a una transmisión en vivo. Según Elijah Whaley, jefe de marketing de Parklu, una de las industrias artesanales en auge de las agencias influyentes, las marcas occidentales enviaron productos no vendidos a China, donde las transmisiones en vivo ofrecieron una forma de promocionarlos. Rochet dice que el jefe de L’Oréal en China estaba inundado de emojis, me gusta y preguntas cuando transmitió en vivo un evento de ventas. Incluía “amuletos de la suerte” que ofrecían grandes descuentos a algunos compradores afortunados.

Compras híbridas

Antes de 2020, tanto el social commerce como las compras híbridas provocaban un gran desconcierto en Occidente. Covid-19 ha llevado a una rápida reevaluación. Como dice George Lee, jefe de producto de Facebook, la pandemia fue un “llamado a la acción”. La red social atiende a los 160 millones de empresas, en su mayoría pequeñas y medianas, que usan sus aplicaciones y tuvieron que pasar a operar online porque las autoridades ordenaron el cierre de muchas tiendas físicas.

En mayo, introdujo Facebook Shops, lo que permite a las empresas configurar una única tienda digital en su red social principal y su aplicación hermana, Instagram. En noviembre, Instagram rediseñó su pantalla de inicio por primera vez en años, introduciendo pestañas llamadas Reels and Shop, que promueven videos cortos, así como la venta minorista en línea. Las aplicaciones de mensajería de Facebook, incluido WhatsApp, se pueden usar para comunicarse con empresas en sus plataformas y, eventualmente, se pueden usar para ventas. Facebook Live también hace streaming. En diciembre, la cadena de supermercados Walmart celebró lo que llamó un “Holiday Shop-Along Spectacular” en TikTok, con el que se asoció. Permitió a los espectadores comprar algunos de sus artículos de moda exhibidos por celebrities directamente a través de la aplicación de video, imitando lo que Douyin ha estado haciendo en China.

Misma dirección

Otras empresas de redes sociales se están moviendo en la misma dirección. Desde 2020, los usuarios de Snapchat pueden probarse el maquillaje y los zapatos virtualmente, reforzando lo que la aplicación llama su servicio de shopping. Shopify ha contratado a TikTok para permitir que sus más de un millón de comerciantes comercialicen sus productos por video.

En ventas omnicanal, como en la mayoría de los comerciales electrónicos, Amazon está por delante del resto. Posee casi 500 tiendas Whole Foods Market y ha abierto algunas tiendas de Amazon Fresh en Estados Unidos que ofrecen entrega gratuita el mismo día a algunos miembros de su servicio de suscripción Prime. Pero los grandes cadenas minoristas como Walmart y Target, cuyas recolecciones en la tienda en compras online han sido un éxito entre los compradores cautelosos y temerosos de los pasillos abarrotados, han logrado grandes avances.

No todo el mundo piensa que Estados Unidos seguirá el camino trazado por China. Bain dice que a pesar de los avances recientes, el social commerce representa una proporción mucho menor de las ventas minoristas totales en Estados Unidos que en China. Russell Grandinetti, director de comercio minorista internacional de Amazon, dice que los consumidores quieren cosas diferentes en momentos diferentes. A veces solo quieren comprar productos de forma rápida y económica, sin dejarse impresionar por las celebridades. Dice que Amazon fue pionera en ciertas técnicas de navegación, como reseñas de libros online y consejos de que “las personas que compraron esto también compraron aquello”. Señala que Prime Video y Twitch, la plataforma de juegos de Amazon, han atraído a “millones de clientes” interesados ?? en el entretenimiento a su envío gratuito de productos. En cuanto a la transmisión en vivo, “simplemente no ha despegado en Occidente de la misma manera que lo ha hecho en China”.

Con el tiempo lo hará, piensa Grandinetti. Otros observadores señalan que el tamaño de la presencia minorista física de Estados Unidos hace que la logística de tejer online y offline sea más barata, lo que puede alentar modelos de compra más híbridos. De otras formas, Estados Unidos trazará su propio camino. La mano de obra más cara que en China puede conducir a una automatización más rápida de las propuestas online. Pero una mayor preocupación por la privacidad puede reducir el apetito de los compradores por compartir sus hábitos de gasto con amigos en las redes sociales.Elon Musk destronó a Jeff Bezos como el hombre más rico del planeta

Quizás la razón principal por la que las empresas occidentales han tardado en emular el comercio electrónico chino no son sus defectos inherentes, sino su especialización excesiva. Desde la sede central de Amazon en Seattle y Facebook en Silicon Valley hasta Walmart en Bentonville, las empresas estadounidenses han tendido a centrarse en su negocio principal, ya sea el comercio electrónico, las redes sociales o los supermercados. Solo recientemente han comenzado a invadir el territorio del otro. Con el tiempo, eso puede llevar a que los límites comerciales sean cada vez más difusos. Como Eric Feng, jefe de incubaciones de comercio de Facebook, lo resumió en un panel virtual reciente, con ironía: “China, usted es la luz que nos mostrará el camino”.

Emprendimiento eco: crearon unas zapatillas de cuero a base de cactus

Fuente: El sol ~ Los zapatos de piel de cactus son fruto de la colaboración entre Clae y Desserto. Según la compañía de zapatillas, este será el primero del mundo hecho de un cactus.

El cuero es uno de los materiales favoritos para diseñar calzado y prendas. Sin embargo, hacer uso de este tipo de material tiene un impacto importante en el ambiente y, por ello, los ecologistas aseguran que es indispensable reducir paulatinamente su uso. 

Clae es una marca de zapatos que se asoció con los fabricantes de cuero Desserto para lanzar al mercado el calzado Bradley Cactus. El material de este calzado es de nopal, un popular cactus que crece de manera común en México. Esto transforma a estos zapatos en una alternativa ecológica y vegana para fortalecer la sostenibilidad en la industria de la moda.

Bradley Cactus son los primeros calzados creados a partir de cuero vegetal, abriendo la puerta a una posibilidad mucho más sostenible en el diseño y creación de diversidad de prendas. Además, los diseñadores han hecho uso de nylon reciclado para las trenzas y caucho 100% natural para las suelas. Asimismo, la caja de los zapatos fue elaborada a partir de cartón reciclado. Los modelos se presentan en diversos colores: verde, blanco y negro.

¿Quiénes son los mexicanos que inventaron el cuero de nopal?

Adrián López y Marte Cázares desarrollaron Desserto, una piel sintética hecha de nopal, con la que pretenden ayudar a reducir el impacto ambiental de la industria textil.

Ambos tienen 26 años, nacieron el mismo día y en el mismo año, los dos vivieron en Taiwán, estudiaron carreras afines a la economía y tienen interés particular en la innovación y cuidado del medio ambiente, según detalla el diario mexicano El Universal.

La propuesta de López y Cázares pretende reducir muertes animales a causa de la venta de cuero y piel, así como el ahorro de agua en la industria textil. “Coincidimos en que todas las industrias que manejan pieles sintéticas, como la automotriz, la mueblera y la de la moda, enfrentan un problema muy grave que es la huella ambiental que dejan sus productos”, dijo Adrián a ese medio.
 

Inteligencia artificial: tecnológica argentina revela su “caja de herramientas” para 2021

Fuente: iProfesional ~ Esta tecnología permitió a quienes la adquirieron multiplicar por tres sus ventas, frente a quienes no tienen la posibilidad de prueba virtual

Aunque en 2020 vivió un boom, el comercio electrónico aún tiene paño para cortar. Una de las tecnologías que puede potenciar las ventas de este canal es la inteligencia artificial, con experiencias virtuales inmersivas.

Andrea Mandelbaum, directora general ejecutiva de Mc Luhan Consulting, una empresa de capitales argentinos especializada en omnicanalidad y experiencia del cliente explica en la siguiente entrevista de iProfesional cómo les fue en 2020 y sus planes para este año nuevo.

Fundada en octubre de 1996, tiene 250 empleados y cuenta con operaciones comerciales en la Argentina, Brasil, Colombia, México, Perú, Chile, Bolivia, Paraguay, Ecuador, El Salvador, Panamá, Uruguay, Costa Rica, España e Italia. Sus clientes son de los sectores de finanzas, retail, tecnología, telecomunicaciones y entretenimiento, entre otros.

-Terminó el 2020. Si mira para atrás, ¿cómo cambió su empresa respecto a diciembre de 2019?

-Previo a la pandemia, nosotros ya contábamos con parte del trabajo remoto. Somos una organización acostumbrada a trabajar a distancia; contamos con sedes en varios países y clientes en todo Latam. Brindamos servicios, por ejemplo, en la Argentina y parte de la programación del software se desarrolla en Brasil. Trabajamos por células de especialización distribuida en diferentes países de Latinoamérica. https://d12c37181d9d6c55a803ba12fdbeb427.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Cuando llegó la Covid-19 tuvimos que estructurar al equipo de administración, finanzas y comercial para que trabaje en una modalidad de forma remota. Eso representa el 20% de nuestra estructura, lo que significó una adaptación en bajo tiempo y alta efectividad.

También notamos que, por parte de los clientes, hubo una adaptación favorable. Aprendimos todos a solucionar situaciones, a trabajar en equipos operativos y de negocios de forma remota, lo que previamente hacíamos con reuniones presenciales que implicaban viajes de varios días en diferentes países. En este punto, encuentro una gran evolución en el vínculo cliente-partner tanto en tiempos, eficiencia, como en costos.

-¿Cómo impactó la pandemia en sus proyectos?

-En Mc Luhan nos encontramos en una situación favorable como evaluación de 2020. Contamos con soluciones de inteligencia artificial, específicamente bots conversacionales multicanales.

Previo a la pandemia, los procesos de decisión de adopción eran más prolongados. Cuando llegó la pandemia, a causa de la cantidad de gente que se enfermó en los contact center, con sucursales físicas cerradas y trabajo en home office con limitaciones de conectividad, el tráfico de los contact centers aumentó considerablemente, con la imposibilidad de atender por parte de las compañías esa demanda. Es allí donde se ha decidido en tiempo récord en la adopción de esta tecnología como solución para atender ese tráfico, lograr niveles de servicio satisfactorios, generar eficiencias y bajar costos. De esta forma, la ecuación resultó ganadora desde todo punto de vista. Mc Luhan desarrolló probadores virtuales para sitios de ecommerce.

Probadores virtuales para el comercio electrónico

-En el contexto de la pandemia, ¿cuáles fueron las iniciativas a las que dieron lugar? ¿Les quedaron algunas pendientes para 2021?

-Hacía dos años ya que veníamos trabajando en iniciativas apuntadas a tecnologías de retail, específicamente en la combinación de inteligencia artificial, realidad aumentada, realidad virtual y mixta. Este año, a causa del abrupto crecimiento del ecommerce, lanzamos probadores virtuales para poder comprar desde el hogar y testear los productos antes de comprarlos. Consiste en que el cliente elija un producto, que puede ser make up, anteojos, tintura de cabello, calzado, joyas, relojes, y al encender la cámara del móvil o tablet pueda ver cómo le queda, como si lo estuviera probando realmente. También los hacemos para objetos como electrodomésticos, decoración, donde se pueden ubicar estos productos en las casas de los consumidores y saber cómo queda un sillón, una mesa o lo que elija, tanto en medidas, como modelos y colores. Esta tecnología permitió a quienes la adquirieron multiplicar por tres sus ventas, frente a quienes no tienen la posibilidad de prueba virtual.

-¿A qué tecnologías recurrieron para estos cambios?

-Para los desarrollos de asistentes virtuales trabajamos con motores de inteligencia artificial propios, machine learning, Speech Recognition, NLP con voz (teléfono, WhatsApp, App) NLP texto (WhatsApp, chat, Telegram, Messenger, SMS, etc.).

En cuanto a las soluciones de experiencias inmersivas, trabajamos con diferentes tecnologías, como ARToolkit, Unity, Blender, entre otros, además de combinarlas con motores de inteligencia artificial, reconocimiento facial y machine learning.

-En su opinión, ¿cuáles fueron las principales enseñanzas y hechos del año 2020 referidos a las TIC en la Argentina?

-Sin dejar de mencionar el nuevo modelo de trabajo de home office, donde hubo que adaptar a toda una población a una nueva normalidad, considero que el salto más abrupto se dio en los nuevos hábitos de compra, desde el tipo de productos que comenzamos a adquirir hasta la forma de hacerlo. Los miedos que conlleva ir físicamente a un comercio, los recaudos a tomar. A la fuerza toda una sociedad tuvo que acostumbrarse al ecommerce, a plataformas de delivery, hasta en productos impensados.

Esto obligó a las empresas a generar una trasformación digital en tiempo récord en toda su cadena de venta y distribución. Y es allí donde la tecnología y las consultorías en tecnología tuvieron un papel preponderante.

Como enseñanza, creo que las empresas deberían escuchar a sus asesores tecnológicos y de negocio porque somos quienes estamos siempre atentos a las próximas tecnologías por lo menos 5 años vista. El aprendizaje es que es imprescindible estar en continuo proceso de innovación tecnología para no salir bajo demanda o emergencia, porque es tarde, no permite una correcta evaluación de la solución y trae mayores desvíos y costos.

La planificación de roadmap digital es clave hacerla con planificación de cinco años y no en un mes. Quienes estaban preparados, solo tuvieron que aumentar su capacidad, a diferencia de generar de 0 una transformación digital.

-Para 2021, ¿cuáles son los pendientes tecnológicos que tiene la Argentina?

-El principal pendiente es la incorporación de tecnología en salud, para lograr datos confiables y en tiempo real de la situación de la población, implementar inteligencia artificial para diagnóstico veloz frente a síntomas de dolor o enfermedad. Incorporación de herramientas tecnológicas en educación; un porcentaje muy grande de los niños y jóvenes no recibieron educación por falta de conectividad, herramientas de hardware y software. Además, una capacitación a los maestros para que puedan trabajar con estas herramientas de una forma eficiente y amigable.

Andrea Mandelbaum: “La planificación de roadmap digital es clave hacerla con planificación de cinco años y no en un mes”.

-Suena arriesgado hacer pronósticos después de lo que sucedió en 2020, pero ¿cuáles serán las tendencias en TIC que crecerán en su adopción en 2021?

Este año vamos a seguir evolucionando con nuestra solución de inteligencia artificial para que logre tener un mayor número de funcionalidades en las industrias que ya trabajamos: banca, seguros, salud, telco, entre otras.

Con respecto a las soluciones inmersivas, estamos desarrollando un software que incluye realidad virtual y realidad aumentada que va a colaborar con el retail en generar experiencias únicas con baja inversión. Esto va a generar un salto cuantitativo y cualitativo en los nuevos hábitos de compra, generando experiencias más reales, lúdicas y placenteras.

Las compras se mudan a las redes

Fuente: La Nación ~ Durante las primeras fases de la cuarentena, las empresas con atención presencial al cliente se vieron en la necesidad de recurrir a todos los canales digitales para continuar con sus actividades.

En España, Nissan por ejemplo, puso en marcha un proceso de venta online a través del cual el cliente podía comprar un auto en siete clics y tenerlo en casa en siete días. Sin embargo, fueron más allá: en un concesionario de La Coruña, se realizó la primera venta de un 0 km de la marca por WhatsApp. A través del servicio de mensajería, el cliente explicó que deseaba adquirir otra unidad de un modelo que ya tenía -Juke-. Solo dio algunas preferencias de equipamiento y que quería dar su auto como parte de pago y financiar el resto. Toda la comunicación con la concesionaria se realizó a través de este canal hasta cerrarse la compraventa. “Es la culminación de un proceso digital ya iniciado hace años, que nos permite hoy en día atender a los clientes de manera más cercana, sencilla y digital acercándonos a sus necesidades”, explicaron en Nissan Iberia.

El ejemplo sirve de ilustración para entender hasta dónde llegó la aceleración del uso de los canales digitales durante esta pandemia, especialmente redes sociales y el comercio.

“Las redes ganaron aún más protagonismo en la vida de los consumidores, también en las compras”, señala Julieta Dejean, líder de ecommerce de la consultora Kantar. Según el estudio Ecommerce ON 2020 de la firma el 18% de las compras online se efectuaron desde redes: Facebook, Instagram y WhatsApp, con una mayor presencia de estas plataformas en el caso de productos como belleza, pañales y alimentos frescos.

“Hay décadas en las que no pasa nada y semanas en las que pasan décadas”, apunta Edwin Rager, especialista en estrategia, que agrega que el consumidor ha tenido algunas barreras para el social commerce, pero ya abrazó la modalidad.

Todo esto ocurre en un marco de crecimiento sin precedentes para el ecommerce en general. Durante el aislamiento, la facturación del comercio electrónico creció 106% versus un año atrás según un estudio de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) y en pocos meses avanzó lo que se esperaba que sucediera en años. Este incremento vino dado tanto por nuevos compradores (alrededor de un 30% de los usuarios hicieron su primera operación en pandemia) como por una mayor asiduidad (el hábito de compra mensual pegó un salto del 38%).

Las redes no sólo ganaron espacio, sino que lo hicieron dejando una muy buena impresión: la evaluación de la experiencia de compra en redes sociales creció un 10% frente a 2019 (68% calificó excelente o muy buena vs. 58% en 2019). “Lograron crecer en comparación a otras plataformas, especialmente en cuanto al contenido de los pedidos (que sea el correcto), la facilidad para el pago y especialmente la atención al cliente durante el proceso de compra”, afirma Dejean.

El consumidor desea resolver su compra con el mayor acompañamiento y el menor roce posible. Redes y mensajeros son los lugares donde el usuario interactúa a diario y desea soluciones a su alcance. “El social selling permite a un vendedor hacer toda la venta en forma remota y al comprador, cerrar la transacción en forma privada y segura, sin intermediarios”, señala Darío Schilman, country manager de VTEX para la Argentina, Bolivia, Uruguay y Paraguay.

Vidriera online

En Tiendanube subrayan que una de cada tres ventas son iniciadas a través de las redes sociales. Un 85% se lo lleva Instagram y el restante Facebook. “No solo cambiaron los hábitos de consumo también el social commerce se afianzó como una vidriera más. Las plataformas digitales lanzaron múltiples funcionalidades durante este período que permitieron mejorar la experiencia”, aclara Victoria Blazevic, brand manager de Tiendanube Argentina.

Desde Facebook explican LA NACION que el celular se volvió la puerta de entrada al proceso de compra y principal medio para la venta online. “No sólo los botones de compra facilitan a los usuarios adquirir productos sino una experiencia de compra en sí misma. A través de las redes, los consumidores pueden desde descubrir nuevos productos e interactuar con el vendedor hasta conocer experiencias y recomendaciones de otros”, indica Joao Adao, director regional Latinoamérica de Facebook y agrega que una de cada tres personas compran a través de las aplicaciones de Facebook, utilizan las plataformas para compartir ofertas y promociones y buscar información sobre productos.

A partir de la aceleración digital, la red social implementó nuevas herramientas: “Shops”, para facilitar la creación de una tienda en línea en Facebook e Instagram, y “Live Shopping”, que facilita la compra de productos en tiempo real.

Particularmente pasó algo interesante con WhatsApp, que se volvió un canal de compra masivo, sin importar el tamaño de la tienda, grande mediana o pequeña. “Se disparó la cantidad de comercios, vendiendo cualquier tipo de productos y servicios”, comenta Alberto Pardo, CEO de Adsmovil y socio de la Mobile Marketing Association (MMA).

Las personas buscan cada vez más comunicarse con las empresas por este canal y el uso de mensajeros les resulta sumamente natural. “Lo usan para recibir ayuda, consultar y son más propensas a hacer una compra por esta vía. Por eso, implementamos un nuevo botón de compra dentro de la aplicación”, afirma Adao.

Un escenario similar ocurre con Pinterest, donde el porcentaje de usuarios que interactúan con los catálogos de compra aumentó más del 85% en los últimos seis meses.

“Es posible comprar intuitivamente. Sólo hay que encontrar un pin del producto y hacer clic en el enlace para acceder a la página web de esa marca. Si el consumidor decide avanzar con su compra, la operación se realizará en el sitio web del minorista”, aclara Mariana Sensini, responsable de crecimiento de Pinterest en América Latina. En las últimas semanas la red social presentó un nuevo paquete de herramientas para ayudar a los minoristas a llegar a los clientes a través del social commerce, que llegarán a la Argentina próximamente.

Al alcance de todos

La pandemia puso en evidencia que el comercio electrónico no es algo exclusivo de las grandes marcas. “Los mayores usuarios están destinados a ser los pequeños o medianos comercios, empresas y organizaciones”, subraya Emiliano Galván, COO para América Latina de la agencia Wunderman Thompson MSC.

De hecho, en un estudio realizado por ASEA (Asociación de Emprendedores de la Argentina) se precisa que los emprendimientos textiles, gastronómicos, de bebidas y alimentos fueron los principales rubros que comenzaron a utilizar plataformas digitales luego del 20 de marzo: cerca del 73% de estos emprendedores eligió WhatsApp, Facebook e Instagram; y un 27% se inclinó por plataformas de comercio electrónico.

Y es que el uso de las redes sociales en la Argentina es intenso. De acuerdo con números de We Are Social de julio de este año el 75% de la población accede a las redes sociales 3 horas y 21 minutos por día, una hora más que el promedio mundial, mientras que 65% las utiliza para buscar más información sobre las marcas antes de comprar.

El potencial del canal es tal que por ejemplo Personal lanzó “Mi Negocio Personal”, un servicio cloud que permite a clientes de la compañía crear y gestionar una tienda online de una manera rápida y simple, sin necesidad de tener conocimientos técnicos. “Son customizables, permiten carga de productos, imágenes y stock, integración con medios de pago y de envío y posibilidad de vender mediante redes sociales”, señala Martin Heine, director de Marketing de Telecom quien agrega que a sólo tres meses del lanzamiento ya cuentan con más de 35.000 tiendas virtuales y se siguen incorporando a razón de 400 tiendas de emprendedores por día.

Más allá de la utilización de influencers, son pocas las grandes empresas que le están sacando el jugo al social commerce. “Creo que le están dando prioridad a las ventas en otros canales o marketplaces, o sus ventas en su propio canal, y luego pondrán más foco en social commerce“, apunta Pardo.

Desde Vtex agregan que en la Argentina las marcas que tienen tecnologías descentralizadas se están quedando fuera del juego rápidamente. “El buen uso de los datos centrados en el usuario es vital para que las marcas se enfoquen en aprovechar cada. Tenemos casos de éxito de retailers que comprendieron este cambio de paradigma al comienzo de la pandemia y hoy generan el 10% de su venta online mediante social selling, antes, el usuario solo consultaba pero el cierre de la transacción se hacía a través de los canales establecidos”, reseña Schilman.

Una evolución permanente

¿Qué es el comercio electrónico hoy? O mejor dicho, ¿cómo evoluciona una categoría en constante transformación? Gustavo Sambucetti, director institucional de CACE señala que hay que mirar el comportamiento de los usuarios porque para ellos no hay una división entre el mundo físico y el online, o entre una plataforma de ecommerce y una red social. “Los estudios muestran que aún en las compras que se realizan en locales físicos, hay un gran porcentaje de compradores que hicieron un análisis previo online. El usuario va interactuando con distintas plataformas sin identificar realmente dónde inició el proceso. De ahí la importancia de que la experiencia de usuario esté diseñada en base al cliente”

Para Galván el concepto se redefine a sí mismo, con protagonismo de las redes y los nichos donde están las audiencias. “Los conceptos de customer experience y user experience han redefinido la experiencia de compra. Y esto toca todo lo que conocemos y tomando formas incluso en industrias del gaming y entretenimiento. El dúo de ecommerce y redes sociales llevó a que todo lo que mostramos sea plausible de transaccionar”.

Emmanuel Nastasi, coordinador digital de Havas Argentina, explica que ya no importa si se está en una plataforma de gaming como Twitch, donde además de mostrar un juego en vivo también se promocionan los auriculares que se utilizan, o en Animal Crossing de Nintendo Switch, en el que se promocionan marcas de comida como KFC o fashion como Marc Jacobs. “Donde haya un usuario o un nicho surgirán nuevas ramas de social commerce“, asegura.

Desde Etermax señalan que el consumo de videojuegos aumentó globalmente alrededor de un 40 por ciento. “Durante el punto álgido del aislamiento la cantidad de jugadores pagadores en Preguntados creció en un 75%”, puntualiza Paula Fernández, directora de Desarrollo de Negocios de la división Flame Ads, de Etermax.

La realidad es que los videojuegos ofrecen una oportunidad para las marcas, no sólo por su alcance (hay más de 250 millones de gamers en América Latina, y dos tercios de la población online juega en sus celulares) y por las horas dedicadas. “Alcanzar a los consumidores en un momento en que están relajados y concentrados mejora la recepción de la publicidad”, subraya Fernández.

Los videojuegos siguen un modelo que se conoce como free-to-play. Se monetizan mediante la publicidad y las llamadas compras in-app: los usuarios pueden adquirir bienes virtuales como vidas extra, ayudas, etcétera. “En el mundo de los esports y el streaming podemos ver la aparición de nuevas maneras de monetización. Desde patrocinios y merchandising hasta suscripciones y propinas, todo el tiempo surgen nuevas conexiones entre jugadores, espectadores, marcas y publishers“, agrega.

Lo que viene

Grandes cambios para el social commerce están viniendo del lado de Tik Tok, la red social del año. Si bien las funciones de comercio social de TikTok no son tan sólidas como las de sus competidoras, está lentamente poniendo el foco.

Recientemente, Levi’s fue una de las primeras marcas en utilizar un producto publicitario que convierte los videos de los creadores en anuncios in-feed con un call to action. TikTok también anunció una nueva asociación global con la plataforma de comercio electrónico Shopify, con la idea facilitar a los más de un millón de comerciantes de Shopify llegar a la audiencia más joven de la red.

La monetización de la TV on demand también va creciendo conforme las audiencias siguen despegando. El “shoppable entertainment” convierte todo espacio digital de entretenimiento en un posible canal de compra. Plataformas como WornonTV o ShopYourTV se focalizan en vender los looks que se ven en las series, lo que abre nuevas posibilidades para las marcasproduct placement de cualquier elemento que se vea en pantalla (como decoración, muebles, entre otros). Desde ya las propias Netflix o Amazon Prime podrían ofrecer en cualquier momento esta posibilidad, con la ventaja de contar con los datos centralizados de todo lo que ven y gustan los usuarios. La plataforma de streaming china iQiyi por ejemplo, permite hacer clic en enlaces para comprar productos, prendas, que se ven en pantalla.

Por último, el mundo del streaming es uno a tener en la mira. “No solo plataformas como Taobao están dando la guía de a dónde puede llegar el livestream shopping, sino que está informando a nuevos features como los que viene probando Instagram desde junio replicando el modelo de poder comprar directamente desde un livestream“, señala Rager en relación a un mundo infinito de posibilidades, donde las masas de audiencia señalan el camino para nuevos productos y canales de compra.

Accenture anticipa la tecnología que abrirá una nueva etapa

Fuente: Iprofesional ~ Muchas marcas ya están innovando con estas tecnologías, desde aerolíneas, hoteles y empresas de indumentaria deportiva hasta la industria automotriz

El comercio digital aún no ha reproducido un aspecto clave de la experiencia en la tienda física: los consumidores pueden tocar y probar los productos antes de comprarlos.

Estas interacciones ayudan a las personas a determinar la calidad, las dimensiones y el ajuste para saber si un producto cumple sus necesidades y expectativas. Esa experiencia provee el control, la transparencia y la tangibilidad que construye la confianza en la compra. Después de todo, la experiencia importa.

Las principales marcas de consumo ya entienden esto: según un estudio realizado por Accenture, el 64% de las compañías consultadas empezó a invertir en experiencias de inmersión para comercio electrónico.

Ezequiel Arslanián, director ejecutivo de Accenture Interactive en la Argentina, explica en la siguiente entrevista de iProfesional, cómo las tecnologías inmersivas transformarán al comercio electrónico.

-¿Los consumidores argentinos están abiertos a estas experiencias inmersivas al momento de comprar a través de Internet?

-Es una realidad que, desde el comienzo de la pandemia, los consumidores están mucho más abiertos a realizar compras online. Sin embargo, a pesar de la conveniencia de las compras digitales, siguen existiendo factores que generan dudas al momento de la compra: cómo será la calidad del producto, cómo se verá en la casa, o cómo se me verá puesto.

Ese vínculo generado en la tienda física se pierde (o se perdía) en la compra online. Aquí entran las tecnologías inmersivas a jugar un papel importante: ayudan a las compañías a cerrar esa brecha con el consumidor online.

¿Por qué pueden cerrar la brecha? Porque generan confianza. Para ganar en el comercio digital se necesita un producto y un servicio inmersivo que a través de una buena experiencia genere confianza en la compra: la confianza del consumidor salta un 4% a nivel mundial cuando se utilizan tecnologías de inmersión en la compra online, en comparación con quienes no lo hacen.

Y parece algo lejano, pero en realidad ya es parte de nuestra vida cotidiana. Muchas personas interactúan con esta tecnología a través del uso de filtros en las redes sociales, manipulando un bolso 3D de un diseñador o viendo un video de una casa en formato 360º. La gente se está dando cuenta de sus beneficios y por eso esperan que estas experiencias también se repliquen en otros ámbitos, como el del comercio digital.

En promedio, dos tercios de los consumidores piensan que las tecnologías de inmersión serán importantes para la comercialización y la venta de productos electrónicos en los próximos cinco años. Y de todos los medios que influyen en la compra, la inmersión es el único que los consumidores ven crecer en el futuro.

Barreras para la innovación en el comercio electrónico

-¿Cuáles son los principales obstáculos que tienen las tecnologías inmersivas para crecer en el comercio electrónico en la Argentina?

Si bien muchas de estas tecnologías ya están en el país y pueden utilizarse, para que realmente sea algo estructural y parte del servicio de una oferta, primero debemos terminar de reestructurar los servicios actuales (experiencia) de las empresas, para después poder incluir este tipo de tecnologías inmersivas, que son un upgrade en la oferta.

-¿Cómo se encuentran las empresas argentinas, en comparación con el resto de América latina, en el camino de achicar la brecha perceptiva entre lo físico y lo digital?

-Gran parte de las empresas argentinas vienen haciendo mucho foco en el desarrollo de sus experiencias en canales digitales, lo que aún se presenta como un desafío es la integración de los mundos online y offline de manera de verlos como un todo y no como dos frentes por separado y esta visión es algo que afecta a la mayoría de las empresas de América latina, no sólo a Argentina.

¿Cuáles son las categorías de productos que se venden por canales digitales que se ven más afectados por esta brecha perceptiva?

-La categoría de bienes de lujo y la automotriz son unas de las más afectadas. La seguridad y confianza aún pesa mucho en estos rubros y la gente se sigue mostrando reacia a hacer compras a distancia en categorías en las cuales el producto a adquirir tiene un gran valor adquisitivo. Aún necesitamos “probar”, “sentir” y tener la certeza de que atrás de ese esfuerzo económico hay algo que realmente lo vale.

El rubro automotriz es un gran ejemplo de esta “validación sensorial” a través de la cual necesitamos tocar el auto, sentir la comodidad de los asientos, del andar, etc. Sin embargo ha habido grandes evoluciones en las experiencias ofrecidas por las automotrices a través de la utilización de tecnologías inmersivas como la realidad aumentada por nombrar una de ellas. En este rubro particular hay mucho camino y oportunidades por recorrer.

Tecnologías para tener en el radar

-¿Cuáles son las tecnologías inmersivas aplicadas a las experiencias de compra que más crecen en la Argentina?

-Las tecnologías más populares son tres:

  • AR móvil: Las experiencias están habilitadas para la cámara, y los consumidores pueden acceder a ellas desde iOS o teléfonos inteligentes Android. La visualización de productos, la navegación, los juegos y el entretenimiento son las aplicaciones más populares.
  • Web XR: La Web XR incluye experiencias de inmersión a través de la realidad virtual, mixta o aumentada. Los consumidores acceden a gráficos 3D de alta fidelidad y a vídeo de 360° desde sus navegadores de Internet.
  • Game engine software: Permiten a los consumidores personalizar, visualizar y explorar virtualmente productos 3D de alta fidelidad en tiempo real.

-¿Las empresas argentinas están abiertas a reimaginar el comercio en el contexto de la pandemia?

-Totalmente. La pandemia sacudió a todas las industrias dejando muchísimos aprendizajes y por supuesto forzó la necesidad de creatividad e innovación como hace mucho no ocurría con las marcas. Muchas compañías tuvieron que innovar de manera acelerada para poder mantenerse en pie y estar a la altura de las circunstancias.

Está claro que el comercio electrónico necesita resetearse, con mucho más foco en entender cuál será su diferencial en relación con el resto del ecosistema y a cómo generar valor a lo largo de cada punto de interacción con este nuevo usuario que quiere comprar online sin sacrificar la confianza en la compra.

-¿Qué productos pagarían extra los consumidores si pudieran personalizarlo o adaptarlo mediante tecnologías de inmersión?

-Las posibilidades son infinitas, es cuestión de innovar pensando en cómo generar las certezas que las personas necesitan para poder decidirse por el producto que estamos ofreciendo. Muchas marcas ya están innovando en este sentido, desde aerolíneas, hoteles, empresas de indumentaria deportiva, automotriz, etc. No hay límites.

Además está comprobado que casi la mitad de los consumidores pagarían extra por un producto si pudieran personalizarlo o adaptarlo mediante esta tecnología. Tres de cada cinco consumidores tienen una mayor inclinación hacia las marcas que les permiten utilizar estos recursos vs. las que no los ofrecen.

Estos hallazgos sugieren un efecto dominó de los posibles beneficios comerciales para las marcas. La oportunidad de incrementar los ingresos es clara. Además, cuando los consumidores pueden probar, tocar y comprar productos de manera online con confianza, están más satisfechos –y es más probable que se conviertan en clientes habituales y promotores de marca.

De lado de las compañías, tener más clientes satisfechos significa enfrentar menos devoluciones. Y menos devoluciones reducen los gastos de reposición, la tensión operativa y de recursos y los impactos ambientales.